Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuenta atrás 'beauty' para las novias de 2016

¡Hola! ¡Hola! 04/01/2016 hola
© Proporcionado por Hola

La temporda alta de bodas, es decir, cuando más gente se casa en todo el año, comienza en los meses de mayo y junio, y se prolonga hasta septiembre, cuando la actividad decae en favor de ceremonias más tranquilas. Si te casas en 2016, y lo haces en temporada alta nupcial, probablemente estés ya en plena cuenta atrás correspondiente a los seis meses previos al 'día B'. El momento de ponerse manos a la obra ha llegado, de verdad, por fin, y nada como un checklist de belleza nupcial para que no se nos olvide ni un sólo paso. Estar radiante es una carrera de fondo pensada para llegar con la piel hidratada, el pelo brillante y ni una sola marca de estrés al altar. Así damos el pistoletazo de salida beauty al año más blanco.

VER GALERÍA

ENERO. Si tienes pensado probar con un look nuevo en el 'día B' (por ejemplo, color, mechas, un corte más atrevido, o el polo opuesto: extensiones), la principal recomendación de casi cualquier estilista es hacerlo con la suficiente antelación como para no encontrarnos con el problema de no reconocernos frente al espejo al vestirnos de blanco, y que por extensión tampoco nos reconozcan los demás. Si quieres experimentar, éste es el momento de hacerlo: contacta con un estilista, cuéntale tus ideas y deja que él o ella te inspire con las suyas.

Si además quieres perder algo de peso, es importante comenzar a hacerlo con un mínimo de seis meses: este margen no sólo permite bajar de peso de manera responsable, evitando el efecto 'rebote', si no que además ayuda a ajustar los hábitos alimenticios al ritmo del diseño del vestido, pasando de una dieta enfocada a la pérdida de peso inicial, a otra que permita mantenerlo cuando sólo falten los retoques y pruebas finales.

FEBRERO. Es importante no maltratar la piel en estos meses, especialmente a medida que empiece a hacer más calor y la expongamos más a menudo a los rayos solares. La rutina diaria debe incluir siempre un maquillaje o una crema con factor de protección solar, que evite que nos salgan manchas temporales que tengamos que disimular o tratar más adelante.

Otros tratamientos de largo recorrido que se pueden empezar a poner en práctica ya serían la microdermoabrasión o los tratamientos con retinol, siempre bajo la supervisión de un dermatólogo. Este tipo de tratamientos suelen ser acumulativos, de ahí que haya que organizarlos con tiempo; permiten corregir desde pequeñas arruguitas a poros muy abiertos, o incluso manchas. No te olvides de las otras zonas de la piel que quedarán al descubierto con el vestido, como los hombros o los tratamientos para tener una espalda bonita.

MARZO. Aunque es difícil ponerse en plena forma en un tiempo exprés, especialmente si partimos de cero, los beneficios de incorporar ejercicio a nuestra rutina diaria dan múltiples beneficios que pasan por reducir el estrés, mejorar el aspecto de la piel o caminar más erguidas.

La marca de los tres meses es una de las que más se repiten en tre las brides-to-be, aunque por norma general un total de doce semanas de ejercicio y dieta combinados no deberían suponer nunca una pérdida de peso radical. Si quieres ponerte las pilas antes de pasar por el altar, no lo dejes para más adelante, pasada esta fecha límite. El objetivo: combinar una rutina de fitness con una dieta baja en azúcares refinados y grasas procesadas, y con un adecuado nivel de hidratos de carbono procedentes de fuentes naturales.

ABRIL. Si aún no te has decidido por la persona que hará tu maquillaje y peinado no lo dejes para más adelante: consulta los books disponibles, habla con amigas o navega por Internet buscando look de novia que te gusten, que puedas traer contigo para explicar qué es exactamente lo que quieres. Aquí te explicamos paso a paso cómo se diseña el look de la novia.

MAYO. Haz una prueba de maquillaje y peinado que incluya todos los complementos que vas a llevar, y si es posible, una toile o una muestra de tejido del vestido. Los colores del maquillaje deben complementar al mismo tiempo la tonalidad de la piel (si es más fría o más cálida) y la de la tela, y lo mismo sucede si llevas velo, una pieza de joyería en el pelo o una gargantilla y pendientes de novia muy largos. Si quieres hacerte un tratamiento de keratina en el pelo, éste es también el mes de hacerlo.

En cuanto a la piel: los tratamientos dérmicos en las semanas previas a la boda deberán ser algo más light, menos agresivos, y ya orientados a sacar todo el provecho a la luz natural de la piel, sin forzarla. Olvídate de probar cosas nuevas, que puedan alterar el equilibrio de la piel en el último momento, e incorpora en cambio una rutina de hidratación a tu día a día que incluya la hidratación por dentro, bebiendo dos litros de agua al día, y por fuera, con lociones específicas para manos y pies, rostro, y codos y rodillas.

JUNIO. Hay algunas decisiones beauty que deben ensayarse antes de la boda pero que, cuando llega el momento de la verdad, no pueden aplicarse definitivamente más que respetando los tiempos correctos: ni demasiado pronto ni demasiado tarde. Un ejemplo sería el diseño de las cejas, que es mejor no retocar en casa, por mucho que nos consuman los nervios y queramos liberarlos con unas pinzas de depilar: la forma definitiva de las cejas es mejor dejarla en manos de un profesional, y calcular con exactitud la fecha para hacerlo (en torno a cinco días antes) para que no queden ni una sola rojez o marquita, y al mismo tiempo la ceja mantenga intacta su forma, sin un pelo fuera de sitio.

Lo mismo sucede con la depilación profesional (un semana antes) y la manicura y pedicura (un día antes): déjalos en manos expertas. En la recta final preboda también es importante acordarse de cortar el cabello, aunque teniendo cuidado de no experimentar (eso ya lo hicimos en el primer mes de esta cuenta atrás): bastará con recortar las puntas y retocar el color.

'DÍA B'. Evita los alimentos pesados o con mucha sal (aquí tienes algunas recomendaciones para comer ligero horas antes de la boda), y... ¡relájate! Es tu día y no hay lección de belleza más importante que estar feliz y relajada para verse y sentirse guapa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon