Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De Bertín Osborne a Fernández Tapias: los hombres en la vida de Mar Flores

Vanitatis Vanitatis 29/03/2016 Raoul Higuera

xxxx

La modelo, de nuevo soltera

© Proporcionado por Vanitatis

Mar Flores ha sumado esta Semana Santa un nuevo fracaso sentimental a su larga lista de desencuentros amorosos, tras anunciar a través de su perfil de Instagram que ha decidido “de mutuo acuerdo” romper su matrimonio con Javier Merino, con el que ha pasado los últimos 18 años de su vida. Repasamos la lista de conquistas de la modelo que ha logrado enamorar a varios de los hombres más importantes de nuestro país, entre empresarios, nobles y grandes galanes.

Javier Merino

© Proporcionado por Vanitatis

El empresario fue su gran apoyo cuando se divorció de Carlo Constanza, su primer marido. Pero pronto se recuperó y cayó en los brazos de Fernando Fernández Tapias. Años después, exactamente en 1999, Merino volvió a ser protagonista en su vida y esta vez para quedarse -hasta ahora-. Pronunciaron el 'sí quiero' el 25 de octubre de 2001 en Sevilla y fruto de sus 15 años de matrimonio nacieron sus cuatro hijos: Mauro (12 años), Beltrán (10) y los mellizos Bruno y Darío (5). La crisis en su matrimonio llega en una época complicada para el empresario, que tiene una deuda de 10,8 millones con Hacienda, a pesar de haber superado con éxito algunos procesos judiciales que le han ofrecido pequeñas alegrías.  

Bertín Osborne

© Proporcionado por Vanitatis

Todos conocemos a Mar Flores como modelo, pero también ha sido presentadora. La primera vez fue cuando Emilio Aragón confió en ella para conducir 'VIP Corazón' en 1991. Este programa le abrió las puertas al mundo de la farándula y también a hombres que antes tan solo veía en las revistas del corazón. Uno de ellos es Bertín Osborne, a quien conoció por aquella época. Ella ha contado en varias ocasiones que lo suyo con él comenzó como un simple “tonteo”, pero que desembocó en algo más serio, que duró tan solo unos meses. El presentador no fue del todo legal con ella y su fama de galán se materializó a través de una llamada, donde Bertín informaba a su novia de que no podía evitar estar con otras mujeres y que prefería volar solo. Ella lo pasó muy mal, pero no tardó en encontrar de nuevo el amor.  

Carlo Constanza

© Proporcionado por Vanitatis

En 1992, meses después de su ruptura con Bertín Osborne, Mar Flores pasaba por el altar de penalti, y es que la modelo pronunció sus votos embarazada de Carlo Constanza di Castiglione, su primer conde italiano. De él recuerda la “labia que tenía” y que logró enamorarla, así como sus carísimos detalles para mantenerla a su lado. Su relación pronto se convirtió en tóxica y los celos del noble italiano propiciaron el desgaste de su matrimonio. No obstante, si él tenía celos de ella, más bien debía ser al revés, dado que el Constanza fue 'cazado' besando a otra modelo. Pero los cuernos no rompieron su amor. Fueron más bien los supuestos malos tratos que recibía por parte de su marido lo que dieron al traste con su historia de amor, como aquel día en el que, según narra Mar Flores, Carlo casi la tira por la terraza del ático que compartían a cinco pisos de altura. “Prefiero matarte a que te vayas”, son las palabras que supuestamente le decía Carlo a su mujer durante aquel episodio.

Fernando Fernández Tapias

© Proporcionado por Vanitatis

Tras su divorcio con Carlo Constanza, Javier Merino estuvo arropándola hasta que Mar se dio cuenta de que Fernando Fernández Tapias era mejor en esto de consolarla. Con el empresario renació y descubrió de nuevo que se puede vivir una segunda juventud. Se conocieron en un programa de radio al que Mar acudió junto a Sofía Mazagatos para hablar sobre su empresa de modelos. Fernández Tapias también estaba presente en calidad de presidente de los empresarios y quedó prendado de la belleza de Mar Flores. Vivieron una etapa bonita, pero “frívola”. Eso sí, a él siempre le agradecerá que le ayudase en su proceso de divorcio y a lograr la custodia de su hijo Carlo.  

Alessandro Lequio

© Proporcionado por Vanitatis

Lo suyo fue pura pasión. No había terminado su relación con Fernández Tapias cuando ya había comenzado a verse con Alessandro Lequio. Era el segundo conde italiano en su vida y con él volvieron los escándalos. Si con Fefé disfrutó de las mieles de la 'jet set' y de ser objeto de deseo de la prensa rosa, con Lequio experimentó la peor cara de este mundo. Se encargó de que Tapias conociese su 'affaire', pero lo hizo en la portada de la revista 'Interviú' en la que aparecieron fotos de Lequio y Flores en actitud cariñosa en la cama en 1999. Ella sufrió “una crisis nerviosa” más allá de la sentimental que puso fin a estas dos relaciones simultáneas.  

Cayetano Martínez de Irujo

© Proporcionado por Vanitatis

El conde de Salvatierra llegó a su vida justo cuando las fotografías de Mar Flores y Lequio dieron el salto al kiosco rosa. Se conocieron en una fiesta en Barcelona, pero su relación comenzó a ser más seria tras una gala en el palacio de Liria. Es 'vox populi' que la duquesa de Alba no quería que su hijo frecuentase a dicha mujer por su estrecha vinculación con la prensa del corazón. Se desconoce si la decisión de Cayetano de romper su relación con la modelo era suya o de su madre, pero semanas después pusieron fin a su romance. Pronto, Mar volvió a los brazos de Javier Merino y dos años después de su noviazgo pasaron por el altar, volviendo a ser la princesa del cuento que esta Semana Santa acaba de terminar para comenzar uno nuevo.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon