Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De las lágrimas de Chiquito por su mujer a la petición de Paz Padilla a Andalucía

Vanitatis Vanitatis 03/10/2016 Berto Molina

El cantante, actor y humorista Chiquito de la Calzada ha sido el último invitado de la segunda temporada de 'Mi casa es la tuya', el espacio de entrevistas y amigos de Bertín Osborne en Telecinco. Pero el malagueño, acompañado por Paz Padilla, no solo ha cerrado temporada, también las puertas de la actual casa del presentador, ya que para las próximas entregas Osborne estrenará nuevo hogar junto a su mujer, Fabiola.

Repasando sus primeros años en su ciudad natal, con una infancia en la que recuerda haber pasado hambre y ponerse a cantar por necesidad para conseguir algo de dinero, Gregorio Sánchez Fernández, su verdadero normbre y hermano mediano de tres varones, desvelaba al anfitrión que su padre falleció cuando él tenía 11 o 12 años: "Yo he pasado mucha hambre, cantaba que quitaba el sentido, pero comía muy malamente".

Chiquito de la Calzada con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya' © Proporcionado por Vanitatis Chiquito de la Calzada con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'

Mientras Chiquito recordaba en el salón anécdotas, películas, vivencias personales y profesionales, como su aventura en Japón, donde actuó con una rata en el pie, se peleó con un sumo o "aprendió" a cantar el cumpleaños feliz en japonés, Paz Padilla la liaba en la cocina intentando preparar la comida. Quizás un poco sobreactuada pero con bastante gracia, la presentadora de 'Sálvame' flipaba con el extractor con mando de Osborne o las tres neveras que tiene.

El eje principal de la charla con Gregorio ha sido su mujer, Pepita. El mítico rostro televisivo se enamoró perdidamente de ella cuando la vio en una de sus actuaciones, momento en el que se lanzó a conquistarla y hasta su fallecimiento, por una arritmia, no se separó: "Para mí Pepita lo era todo, ha luchado mucho conmigo y nunca le ha faltado de nada", afirmando que "ella llevaba muy bien este mundillo de la fama. Siempre me acompañaba a todo y se mantenía en un segundo plano. Lo que más me gustaba de ella era su forma de ser y su sencillez".

De la Calzada desveló a Bertín entre lágrimas que tras su desaparición, hace ya cinco años, llegó a perder un poco el norte: "He sido feliz toda mi vida, pero mi vida era ella. Cuando la perdí, me perdí un poco a mí mismo, empecé a olvidar cosas y a desorientarme", lamentando que no pudieran tener hijos, pero defendiendo que el amor puede durar toda la vida.

Paz Padilla recordando con Chiquito y Bertín aspectos de la vida del humorista © Proporcionado por Vanitatis Paz Padilla recordando con Chiquito y Bertín aspectos de la vida del humorista

A lo largo del programa, y en contra de lo que viene siendo habitual, seguramente a modo de homenaje por sus años como uno de los grandes del país, Bertín le puso vídeos de amigos suyos recordando anécdotas y vivencias: Josema Yuste, José Mercé, Juan y Medio o Manolo Sarriá. Este último desvelaba un hecho que jamás olvidará: "Un día antes de fallecer mi hermano, Chiquito estuvo con él haciéndole reír. Todos en mi casa sabemos que se fue muy feliz porque Chiquito hizo que mi hermano fuera muy feliz".

Entre esos documentos audiovisuales, se coló uno muy especial, el de Tomás Summers, productor y director de TV, primera persona que apostó por él: "Logré juntar a varios humoristas como Paz Padilla y Chiquito de la Calzada, y el programa fue como un tiro. Pero tras la primera emisión me llamó un directivo de la cadena para decirme que el programa estaba divertido, pero que había que quitar a aquel señor mayor", reafirmándose en su decisión de no apartarle del proyecto y seguir confiando en él y su buen hacer televisivo.

Los protagonistas de la última entrega de la T2 del programa comiendo © Proporcionado por Vanitatis Los protagonistas de la última entrega de la T2 del programa comiendo

Justamente de esta faceta como cómico, Gregorio declaraba que "han intentado explotar mi personaje en muchas ocasiones, pero a mí todas estas cosas, las palabras y los gestos, me salían de forma espontánea, jamás me he preparado nada".

Ya en la mesa, y tras ayudar a Paz a pelar los pimientos, la también actriz recordaba que "la primera vez que me subo a un escenario, fue Chiquito el que me dio los consejos de cómo tenía que actuar... y eso no se me va a olvidar en la vida. Es generoso no solo económicamente, sino personalmente y profesionalmente. Hubo una época en la que fue dios y eso no le hizo sentirse diferente ni superior a nadie".

Antes de la emotiva y cariñosa despedida, Padilla solicitaba lo único que cree que le falta a Chiquito: "Un artista de su talla se merece la Medalla de Andalucía y el reconocimiento de su tierra. Quiero que vea lo que la gente le quiere y hay que hacerlo ahora que está bien para que él lo vea, no ya cuando sea más mayor o no esté con nosotros. Estas cosas bonitas hay que hacerlas cuando estamos aún presentes".

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon