Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Descubrimos a Sophie Trudeau, la carismática Primera Dama de Canadá

¡Hola! ¡Hola! 24/09/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/actualidad/2016092488549/sophie-trudeau-primera-dama-canada/0-392-130/sophie-trudeau1getty-c.jpg

http://www.hola.com/imagenes/actualidad/2016092488549/sophie-trudeau-primera-dama-canada/0-392-130/sophie-trudeau1getty-c.jpg
© Proporcionado por Hola

Destila encanto, carisma y confianza. Sophie Trudeau se ha ganado el corazón de los canadienses y días antes de la visita de los Duques de Cambridge al país, repasamos el glamurosos estilo de vida de la Primera Dama y descubrimos cuánto tiene en común con Kate Middleton. Sophie lleva menos de un año siendo la Primera Dama de Canadá, desde que su marido Justin, hijo del exprimer ministro Pierre Trudeau y la actriz y activista Margaret Sinclair, juró el cargo en noviembre de 2015. A sus 41 años, Sophie cuenta con una legión de fans dentro y fuera de su país, entre ellos la reina de Inglaterra, los Obama y los emperadores de Japón.

La ‘Trudemanía’ que sacude Canadá tiene tanto que ver con Justin como con Sophie. Antigua presentadora de televisión, la Primera Dama tiene un talento natural ante las cámaras, con una calidez y empatía que hacen que brille en cada ocasión. Al igual que Kate, luce una impresionante melena. Su armario, juvenil, fresco y colorido a la vez que perfectamente apto para su papel, ha dado pie a un ‘efecto Sophie’ parecido al famoso ‘efecto Kate’. Como le ocurrió a la Duquesa, Sophie pasó a formar parte de una gran dinastía tras su boda y cuenta con un antecedente familiar difícil de imitar, su suegra Margaret, una figura icónica dentro y fuera de Canadá. Pero lejos de vivir en la sombra, Sophie y Justin son, según sus palabras, “un equipo”, y él no duda en mostrar su cariño por ella en público.

Amor y devoción

Hija única de un corredor de bolsa y una exenfermera, Sophie conoció al que hoy es su marido cuando era una niña, ya que ella había sido compañera de clase del hermano de Justin, Michel Trudeau, que falleció a los 23 años en una avalancha de nieve. Perdieron el contacto hasta que en 2003 el destino volvió a reunirlos en un baile benéfico. Meses después tuvieron una cita en la que Justin, según reveló Sophie en 2011, “me miró a los ojos y me dijo: ‘He estado esperándote 31 años. Vas a casarte conmigo. Vamos a formar una familia”.

La pareja se casó en 2005 en una boda íntima en Montreal, en la que prescindieron de la tradicional tarta, ofreciendo a sus 200 invitados una gran variedad de postres; así como un espectáculo góspel y música brasileña. Sophie fue la encargada de diseñar la mayor parte de su vestido de novia y el resultado fue increíble, a juzgar por las palabras de su suegra que describió el diseño como “etéreo” y “tan original como Sophie”. En 2007 llegaba al mundo el primero de sus tres hijos: Xavier, de ocho años, Ella-Grace, de siete, y Hadrien, de dos, a los que están totalmente dedicados.

Al igual que los Duques de Cambridge han decidido viajar a Canadá con sus hijos, los príncipes George y Charlotte, Sophie y Justin se llevaron a sus tres hijos a Estados Unidos el pasado mes de marzo, donde conocieron al presidente Barack Obama y a su mujer Michelle en la Casa Blanca. Los Cambridge y los Trudeau tendrán la oportunidad de compartir trucos y anécdotas sobre la paternidad, en una visita en la que es probable que sus hijos se conozcan.

Como los Duques de Cambridge, Sophie y Justin son muy humildes y tienen una visión cercana también cuando se trata de la paternidad. A menudo se les fotografía dando paseos en familia, incluso después de que Justin se convirtiera en Primer Ministro, como cuando acudieron al desfile del Orgullo Gay en Vancouver este verano.

Su faceta profesional
Gracias a su pasado como reportera de televisión, Sophie sabe lo que es tener los focos sobre ella. De hecho, lo disfruta. Como cuando arrancó una gran ovación del público durante un homenaje a Martin Luther King al cantar a capella una canción que ella misma había compuesto en honor a su hija Ella-Grace. Tres meses después se convirtió en la gran protagonista de la cena anual con la prensa al hacer yoga en el escenario. Fue una demostración impresionante, ya que tiene un título como instructora de yoga. Pero no es su única cualidad deportiva. Al igual que la duquesa de Cambridge, adora las actividades al aire libre. Practica escalada, ski acuático y paracaidismo.

Por último, pero no por ello menos importante, Sophie comparte con Kate una dedicación por ayudar a los más desfavorecidos. La Primera Dama no duda en implicarse en temas tan delicados como, por ejemplo, los desórdenes alimenticios, compartiendo abiertamente la batalla que libró contra la bulimia en los años noventa. Michelle Obama habló así de Sophie tras mantener un encuentro en el que conversaron sobre su iniciativa, Let Girls Learn: “Es una gran defensora de las mujeres y las chicas, ‘es como mi alma gemela ahora mismo’”. No cabe duda de que Sophie y Kate congeniarán de la misma manera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon