Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dislexia infantil, cómo se identifica y cómo podemos ayudarlos

¡Hola! ¡Hola! 20/10/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016102089053/dislexia-infantil-que-es-tratamiento/0-396-986/dislexia-1t-t.jpg

http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016102089053/dislexia-infantil-que-es-tratamiento/0-396-986/dislexia-1t-t.jpg
© Proporcionado por Hola

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, la dislexia no tiene nada que ver con la inteligencia del niño. Sin embargo, los niños con dislexia tienen problemas para procesar la información que ven cuando leen. Les cuesta conectar un sonido con una letra específica, o descifrar los sonidos de las letras que forman una palabra. Los niños con dislexia suelen presentar dificultades a la hora de desarrollar habilidades básicas como escribir, deletrear, hablar y enmatemáticas (discalculia). La dislexia es, por tanto, una dificultad del aprendizaje de origen neurológico y se estima que afecta a más de un 10% de los niños. Es más, con frecuencia, detrás del llamado fracaso escolar puede haber algún problema relacionado con este trastorno.

Hay grados de dislexia, la problemática puede oscilar entre grave y leve.

Síntomas de la dislexia

 Los síntomas que los niños más pequeños suelen mostrar son los siguientes:

  • Empezó a hablar tarde.
  • Problemas de pronunciación.
  • Dificultad para rimar palabras.
  • Problemas para aprender lo básico, como el alfabeto, los colores y los números.
  • Problemas en la caligrafía y otras habilidades motoras finas (en las que se necesita precisión).
  • Confunde las letras como la “b” y la “d” o el orden de las letras dentro de las palabras.
  • Problemas para aprender la conexión entre las letras y sus sonidos.

Los niños más mayores pueden tener síntomas ligeramente diferentes:

  • Problemas para leer, escribir y deletrear.
  • Problemas continuados con sus deberes escolares.
  • Dificultades para aprender otros idiomas.
  • Mala caligrafía.
  • Dificultades para recordar números.
  • Problemas para seguir una secuencia de direcciones y discriminar la izquierda de la derecha.

La dislexia es causada por una diferencia en cómo el cerebro procesa la información. La genética juega un rol importante en esta patología. La dislexia no se puede curar, pero una intervención temprana puede aportar a los niños motivación y herramientas para desenvolverse en la escuela y compensar sus dificultades.

Si sospechas que tu hijo puede tener dislexia u otros trastornos del aprendizaje, consulta al pediatra lo antes posible. Este te remitirá a un psicólogo. Con una evaluación neuropsicológica de la dislexia, y un diagnóstico apropiado los niños con dislexia pueden obtener ayudas y apoyos en la escuela.

VER GALERÍA

Consejos para padres

Dale a tu hijo mucha retroalimentación positiva y motivación. Los niños con dislexia pueden desmotivarse fácilmente, ya que en clase se enfrentan continuamente al hecho de que son diferentes y que les cuesta mucho más que a los demás. Haz todo lo posible para remarcar sus fortalezas, logros y virtudes.

No te conviertas en un tirano de los deberes. Buscar la perfección en los deberes de tu hijo puede perjudicar la relación padre/madre-hijo y estarás enfatizando sus errores.

Existen plataformas profesionales de estimulación cognitiva para niños con dislexia. Basadas en ejercicios clínicos que permiten estimular las habilidades cognitivas que presentan disfunciones.

Aprende todo lo que puedas acerca de los tratamientos con dislexia. Busca otros padres de niños con dislexia, ya que estos pueden ser un gran apoyo y fuente de información.

Asegúrate de que el niño está obteniendo la ayuda que necesita. ¿Está siendo evaluado? ¿Está teniendo una intervención adecuada y apoyo en el colegio? Comprueba regularmente con los profesores y especialistas de tu hijo cuál es su progreso.  Cada vez más colegios implementan plataformas de neuroeducación para tratar la dislexia en el aula.

Pregúntale a menudo al niño qué tal va y cómo se encuentra.

Lee a menudo con tu hijo. Motívale para leer y mejorar, que se dé cuenta de lo importante que es leer.

Provéele de apoyo en los deberes. Asegúrate que tiene un espacio tranquilo para estudiar y que tiene suficiente tiempo para acabar sus tareas. Sé paciente y no le estreses. Considera buscar clases de apoyo especializadas para este tipo de problemas.

Anima a tu hijo a realizar actividades que disfrute, como el arte, deporte… u otras actividades no académicas que le den oportunidad al niño de destacar.

Reconoce las limitaciones de tu hijo. Puede que haya cosas con las que tu hijo siempre tenga dificultades. Ayuda a tu hijo a entender que esto no significa que él o ella sea un fracaso.

Enseña a tu hijo a perseverar. Enséñale, mediante tu modelo, la aceptación de los propios errores con humor, y que los fallos nos ayudan a encontrar soluciones. 

 Consigue ayuda si el niño tiene signos de estrés emocional. Si tu hijo está enfadado, preocupado, triste, busca ayuda psicológica.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon