Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Divorcio en el clan Koplowitz: “Es duro afrontar que se ha acabado”

Vanitatis Vanitatis 19/07/2016 Paloma Barrientos

Después de nueve años de matrimonio y tres hijos en común, Carmen Alcocer Koplowitz y Juan Losada se han separado. Un divorcio que en principio no se prevé conflictivo, como así asegura a Vanitatis el que ha sido hasta ahora el yerno afectuoso y querido de Esther Koplowitz. "Queremos que todo se lleve con tranquilidad por el bien de nuestros hijos y así será".

Las causas de esta separación, que ha sorprendido a las amistades menos íntimas y no tanto al círculo más cercano, nada tienen que ver con nuevos amores, sino con un desgaste de la relación. Juan decidió hace unos años abandonar su trabajo como alto ejecutivo en una empresa familiar para dedicarse de lleno a la música. Una decisión que no fue bien aceptada por ambas familias, que consideraban poco responsable ese cambio de vida. Muy diferente fue la postura de su mujer, Carmen Alcocer, que le apoyó desde el primer día.

Juan Losada en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Juan Losada en una imagen de archivo (Gtres)

Uno de los momentos más emotivos fue cuando hace unos años debutó en el Auditorio Nacional y estuvo arropado por su suegra Esther Koplowitz, sus cuñadas y altos directivos de FFC. Esa noche le dedicó un tema de amor compuesto por él a su mujer, que lloraba emocionada en un palco de la sala. Ahora todo esto ha terminado y Juan Losada lo único que quiere es llevarlo de la manera más discreta posible y compartir la custodia de sus hijos con su mujer.

Carmen Alcocer Koplowitz junto a su hijo © Proporcionado por Vanitatis Carmen Alcocer Koplowitz junto a su hijo

PREGUNTA: ¿Cómo te encuentras?

RESPUESTA: Afrontando lo que está sucediendo en mi vida. Es una situación emocional complicada y las personas que se están divorciando saben de lo que hablo. Es duro afrontar que un proyecto de vida conjunto se ha acabado.

P: Eres un hombre fuerte…

R: Así es la vida. Tengo unos hijos preciosos, son unos muñecos y Carmen es excepcional.

P: Entiendo que no es una separación problemática...

R: Eso es lo que deseo y por supuesto evitar los equívocos. En definitiva, la idea que yo plantee hace meses es hacer todo el proceso lo menos traumático posible. Quiero que sea positivo para todos. Los niños primero, Carmen después y yo en el tercer lugar. Y los demás son simples espectadores.

P: ¿Es un divorcio de mutuo acuerdo?

R: Sí y, como he dicho, lo primero para los dos son nuestros hijos.

P: Imagino que tienes el apoyo de toda tu familia...

R: Claro que sí. Para los padres es también doloroso porque lo que quieren es que seamos felices, pero también saben que cuando se toman estas decisiones es después de mucha meditación. Claro que se han disgustado y me dijeron que cómo es posible que no podamos continuar. Pero, al final, como personas con experiencia que son aceptan que nuestra vida discurra de otra manera y que busquemos la felicidad.

Lea aquí: Las hermanas Koplowitz completan el cupo de sus hijos políticos © Proporcionado por Vanitatis Lea aquí: Las hermanas Koplowitz completan el cupo de sus hijos políticos

P: ¿Ha podido influir en el deterioro de vuestra relación tu dedicación a la música?

R: Ha sido muy difícil compaginarlo todo. Habrá gente mucho más lista que yo y que pueda encontrar ese equilibrio en todos los aspectos de su vida y yo lo estoy intentado. Aposté por mi música, por cumplir un sueño y ahora es bueno para todos este cambio. Aunque parezca difícil.

P: ¿Cómo es la relación con la madre de tus hijos?

R: Pues acabo de hablar con ella, que esta de vacaciones, y lo normal: cómo están los niños, cómo estas tú... Creo que una vez que se pase este mal trago estoy convencido que el cambio será para mejor.

P: La estabilidad emocional de los hijos es lo principal…

R: Efectivamente. Los niños lo que quieren es ver a sus padre contentos. Mis hijos nunca nos han visto discutir y jamás lo verán.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon