Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Doña Letizia recicla (y quizás mal) los pantalones que más han dado que hablar

Vanitatis Vanitatis 13/04/2016 Núria Tiburcio

Este miércoles, Doña Letizia daba inicio a su agenda laboral presidiendo dos audiencias en el Palacio de La Zarzuela en las que la Reina recibió a los premiados de la convocatoria 2015 de los "Premios Nacionales de la Moda" y a la Junta Directiva de la Asociación "Proyecto Hombre". Teniendo en mente los últimos looks que ha llevado a las audiencias -formados siempre por trajes de lo más sosos y camisetas sin color- nos esperábamos algún atuendo soso y aburrido. Sin embargo, la esposa de Felipe VI nos ha sorprendido arriesgando un poquito, aunque quizás el resultado no es el que ella quería Y es que ha hecho una mezcla de texturas, colores y prendas que no acaba de ser del todo favorecedora. 

Doña Letizia rescató de su armario el pantalón tipo 'culotte' ligeramente acampanado con pespuntes, confeccionado en napa negra y con cierre mediante cremallera visible delantera que estrenó hace unas semanas en su visita a la Feria de ARCO. La prenda en cuestión pertenece a la firma Uterqüe, cuesta 275 euros y ha sido una de las que más ha dado de hablar. Mientras algunos encuentran a los pantalones "rompedores y modernos", hay otros que afirman que no son nada adecuados para una Reina. En esta ocasión, la esposa de Felipe VI decidía combinar su polémica pieza con una nueva camisa con estampado en blanco y negro y una americana de color rojo de Varela que creaba un efecto raro y que hacía parecer a nuestra Reina mucho más delgada.

Para completar el look, Doña Letizia se calzó unos salones de ante negro de Magrit. Como únicas joyas, eligió los pendientes que pertenecen a la colección 'Falling Jasmine' de Carolina Herrera que estrenó en el mes de octubre y que no había vuelto a lucir. Las alhajas, que como el propio nombre de la colección indica representan la forma de un jazmín, están elaboradas en plata bañada en oro y esmaltadas en blanco y entre ellas hay pendientes, diademas, pulseras y collares. Su precio oscila entre los 800 y los 150 euros. En concreto, los pendientes lucidos por la Reina Letizia cuestan 90 euro

Tres detalles destacables del look de la Reina:

1. Pendientes de la colección 'Falling Jasmine' de Carolina Herrera.

2. Salones de ante negro de Magrit.

3. Detalle de la cremallera de los pantalones de Uterqüe.

© Proporcionado por Vanitatis © EFE
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon