Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Don Felipe llama al diálogo político y la unidad de España en su segundo mensaje de Navidad como Rey

¡Hola! ¡Hola! 25/12/2015 hola

© Proporcionado por Hola

En el segundo mensaje de Navidad de su reinado, Felipe VI ha pedido a los partidos políticos que actúen con sentido del deber, responsabilidad y voluntad de entendimiento y concertación, al servicio del interés general de los españoles, y ha garantizado la unidad de España frente a rupturas de la ley e imposiciones de unos sobre otros.

Pocos días después de unas elecciones generales que dibujan un escenario complejo para la formación de gobierno, don Felipe ha recordado que "la pluralidad política expresada en las urnas aporta, sin duda, visiones y perspectivas diferentes; y conlleva una forma de ejercer la política basada en el diálogo, la concertación y el compromiso".

VER GALERÍA

La finalidad debe ser "tomar las mejores decisiones que resuelvan los problemas de los ciudadanos", porque "ahora, lo que nos debe importar a todos, ante todo, es España y el interés general de los españoles", ha reafirmado. "Los españoles nunca nos hemos rendido ante las dificultades, que han sido grandes, y siempre las hemos vencido", ha proclamado para reforzar sus palabras de confianza en el futuro de España, antes de destacar que "hace décadas, el pueblo español decidió, de una vez por todas y para siempre, darse la mano y no la espalda". "Hagámoslo con toda la fuerza y la confianza de quienes estamos orgullosos -con razón- de lo que hemos conseguido juntos y, sobre todo, de lo que juntos vamos a conseguir", ha añadido.

Don Felipe ha apelado así a la responsabilidad y a la voluntad de entendimiento de los partidos, porque la nueva legislatura requiere "asegurar y consolidar" lo ya logrado en las ultimas décadas, adecuar el "progreso político a la realidad de la sociedad de hoy" y contar con "unas instituciones dinámicas" y sensibles a "las demandas de rigor, rectitud e integridad que exigen los ciudadanos".

El jefe del Estado ha transmitido un mensaje de "esperanza en que la reflexión serena, el contraste sincero y leal de las opiniones" y el respeto tanto a la Historia de España como a la "íntima comunidad de afectos e intereses entre todos los españoles" alimenten la vigencia del mejor "espíritu constitucional". La defensa de la Carta Magna ha sido una de las constantes de la alocución de Nochebuena del Rey y ha centrado su llamamiento a la "serenidad" y "confianza en la unidad y continuidad de España", frente a los intentos de "ruptura de la ley" y de imponer una idea o un proyecto "sobre la voluntad de los demás españoles", que solo conducen a "la decadencia, el empobrecimiento y el aislamiento".

VER GALERÍA

En esta línea, don Felipe ha subrayado: "Vivimos tiempos en los que es más necesario que nunca reconocernos en todo lo que nos une", poner en valor "todo lo que hemos construido juntos" con "grandes sacrificios", con "generosidad y entrega", y "ensalzar todo lo que somos, lo que nos hace ser y sentirnos españoles". España es "un gran Estado, cuya solidez se basa hoy en unos mismos valores constitucionales" y "unas reglas comunes de convivencia", y que "reconoce nuestra diversidad en el autogobierno de nuestras nacionalidades y regiones", ha argumentado, antes de instar a fortalecer la "cohesión nacional".

Don Felipe tampoco ha dejado de recordar que la mejora de la economía "es una prioridad para todos", por lo que ha reclamado un "crecimiento económico sostenido" que favorezca la creación de "empleo digno", que "fortalezca los servicios públicos esenciales, como la sanidad y la educación", y que "permita reducir las desigualdades, acentuadas por la dureza de la crisis".

Y, entre los grandes desafíos internacionales que exigen una España fuerte, unida y leal "a sus compromisos con sus socios y aliados", ha destacado el drama de los refugiados que huyen de la guerra y el de los migrantes "acosados por la pobreza", así como el terrorismo, punto en el que ha expresado su "indignación y horror" ante atentados recientes como los de París o Kabul.

El mensaje ha durado 12 minutos y 58 segundos, himno nacional incluido. "España" y "españoles" son las palabras más repetidas y enfatizadas entre las 1.646 que ha contenido esta alocución de Felipe VI, en la que también han destacado los términos y conceptos "entendimiento", "convivencia", "diálogo", "compromiso", "juntos", voluntad", "pueblo", "plural", "Constitución-constitucional" e "Historia-hoy-futuro".

VER GALERÍA

Un escenario diferente y especial para el mensaje de Navidad

Para su segundo mensaje de Navidad como Rey, don Felipe ha escogido un escenario diferente, histórico, un lugar que es a la vez un símbolo de "la grandeza de España". Felipe VI se ha dirigido a los españoles por primera vez desde el Salón del Trono del Palacio Real, un monumento "abierto a todos los ciudadanos", donde la Corona celebra actos de Estado.

Con traje azul marino, camisa blanca con raya fina y corbata de fondo azul con pequeños puntos cuadrados rosa y carmesí, el Monarca ha comparecido en Nochebuena ante los ciudadanos sentado en el centro de un salón que ha sido testigo de grandes acontecimientos de la Historia de España y donde los Reyes acogen a sus invitados en las ceremonias institucionales más importantes de cada año.

Ante el trono estrenado en el siglo XVIII por Carlos III, don Felipe y doña Letizia reciben allí a representantes de todos los sectores de la sociedad española cada 12 de octubre, con ocasión de la Fiesta Nacional, así como a jefes de Estado extranjeros invitados a cenas de gala, y el Rey pronuncia sus discursos anuales ante los asistentes a la Pascua Militar y ante el cuerpo diplomático.

Don Felipe ha querido trasladar su mensaje a los españoles desde ese mismo lugar, muy cerca del trono -sobre cuya cornisa aparecen representados los reinos peninsulares de Andalucía, Cataluña, Castilla y Granada- y ante una bandera española tras la que podía verse uno de los grandes ventanales que se abren ante el patio o plaza de la Armería del palacio.

Don Felipe en su primer mensaje de Navidad como Rey: 'Debemos cortar de raíz la corrupción'

Así fue el primer mensaje de Navidad de don Juan Carlos como Rey

Poco después de dar comienzo a su alocución, el Rey ha destacado la circunstancia de que esta Nochebuena se dirigiera a los ciudadanos desde el Palacio Real, que "es de todos los españoles" y el lugar "donde la Corona celebra actos de Estado" en los que los Reyes quieren "expresar, con la mayor dignidad y solemnidad, la grandeza de España".

Este palacio es un símbolo de "nuestra Historia común", abierto a todos los ciudadanos que desean conocer y comprender mejor nuestro pasado", ha señalado el Monarca, antes de subrayar: "Y esa Historia, sin duda, debemos conocerla y recordarla, porque nos ayuda a entender nuestro presente y orientar nuestro futuro". "Y nos permite también apreciar mejor nuestros aciertos y nuestros errores; porque la Historia, además, define y explica nuestra identidad a lo largo del tiempo", ha añadido el jefe del Estado.

Un macetero con flores de pascua junto a la bandera nacional era el único detalle navideño de una escena despojada de cualquier otro objeto o imagen, a diferencia de años anteriores, y en la que también se ha podido ver en algún momento tras el Rey el camino que conduce desde el Salón del Trono hasta la Cámara Oficial o del Nuncio, donde recibe a los nuevos embajadores acreditados en España.

Han encabezado además la emisión televisiva una imagen aérea del exterior del palacio visto desde la Plaza de la Armería, sobre la que ondeaban la bandera nacional y el guión del Rey, y otra del interior que mostraba el Belén Napolitano del Salón de Alabarderos y el árbol de Navidad instalado en el Salón de Columnas.

Las más de 200 figuras y casas napolitanas del Nacimiento que los visitantes del palacio pueden contemplar hasta el próximo 10 de enero reflejan el ambiente ilustrado del reinado de Carlos III, mientras que la imagen del Salón de Columnas trae a la memoria acontecimientos como la firma del acta de adhesión de España a las Comunidades Europeas y la abdicación del Rey Juan Carlos.

A diferencia del año anterior, cuando don Felipe compareció junto a fotos de su familia, en esta ocasión las imágenes de la reina Letizia y las de sus hijas, Leonor y Sofía, no formaban parte del escenario. Tras el mensaje, la emisión se ha cerrado con cuatro fotografías que recordaban otros tantos momentos vividos por la Familia Real a lo largo del año: los Reyes y sus hijas en el palacio mallorquín de Marivent, el Rey y la princesa Leonor en su residencia de la Zarzuela, doña Letizia junto a un grupo de niños en Valladolid y don Felipe saludado por ciudadanos en Asturias.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon