Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Don Juan Carlos, Ana Rosa, Cospedal y Bordiú: cita a cuatro en un callejón

Vanitatis Vanitatis 09/02/2016 Paloma Barrientos

El sábado pasado el popular callejón de Jorge Juan, en pleno barrio madrileño de Salamanca, se convirtió en un punto neurálgico de poder. Ese día eligieron pasar por allí algunas de las personas más relevantes de este país: Don Juan Carlos, María Dolores de Cospedal, Ana Rosa Quintana y la nieta de Franco, Carmen Martínez-Bordiú. Cada uno por su cuenta, con su propio recorrido. De hecho, no llegaron a encontrarse los unos con los otros.

En el caso del Rey emérito, iba acompañado de varios varones, además de su equipo de seguridad. En este barrio de la capital se encuentran algunos de los restaurantes preferidos del Rey, como son La Máquina, El Paraguas, Goizeko y Kabuki. Este último lo es también del expresidente Felipe González, en donde alguna vez se reunió con el que fuera secretario general de la Casa de Su Majestad, el general Sabino Fernández Campos, conde de Latores.

Mapa que muestra la calle Jorge Juan de Madrid para los curiosos © Proporcionado por Vanitatis Mapa que muestra la calle Jorge Juan de Madrid para los curiosos

Mientras que Ana Rosa Quintana y María Dolores de Cospedal pasearon en familia con sus respectivos maridos e hijos, Carmen Martínez-Bordiú lo hizo con un par de amigos, uno de ellos el hermano de su íntima, Blanca Carrillo de Albornoz. Esta vez no hubo mañana ni tarde de compras y eso que en el callejón se encuentran tiendas muy del gusto de la nietísima, como la infantil El Callejón de las Hadas. Su cita mañanera era para comer con sus amistades.

El Rey, por su parte, almorzaría en alguno de sus restaurantes, que es lo que hace cuando está en Madrid. Desde que dejó la jefatura del Estado y se convirtió en emérito, el Rey Juan Carlos lleva una vida muy parecida a la de muchos jubilados de lujo que no necesitan preocuparse de su futuro inmediato porque lo tienen cubierto. Como cualquier expresidente de multinacional o directivo de primer nivel fuera del mercado laboral, Don Juan Carlos pasa parte del tiempo que no tiene agenda oficial en vivir la vida. Rutas gastronómicas por los restaurantes con estrellas Michelin de Madrid y resto de España, viajes al extranjero invitado por sus amistades internacionales, como la familia Fanjul, y fines de semana de cacería en las fincas de sus amigos como sucede con Alberto Alcocer.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon