Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El afilador de los cuchillos de 'MasterChef Celebrity', en busca y captura

Vanitatis Vanitatis 25/11/2016 Nacho Gay

Martes noche. Enchufo La 1 en mi televisor. Lo cierto es que la programación de TVE tiene la vocación pública de un libro de colorear, pero como la financio, pues a veces la pongo por poner, porque odio pagar por pagar. Su eco confiere un ambiente tenebroso ideal para mis odiadas noches de plancha, que en realidad son pocas, más o menos las mismas que dedica al asunto Pablo Iglesias.

Son casi las doce de la noche y escucho a una señora con ínfulas fónicas de Gracita Morales cantarle las cuarenta a un mal 'showman' con ínfulas de torero. Loles Leónversus el Cordobés. Primer asalto. Pongo la plancha en vertical y subo el volumen del aparato. Al filo de la madrugada, el filo de los cuchillos. Entra en acción también Fernando Tejero, sin duda alguna el actor cómico con el Goya más merecido, porque en realidad es un 'dramas' de cuidado.

Vuelan los utensilios de cocina al calor de un fogón que caldea el 'glamour' fingido de un grupo de nuevos vecinos de La Moraleja, a los que les puede de vez en cuando ese yo niño que creció en la periferia. Me siento desorientado al menos media hora ante semejante espectáculo, valorando la posibilidad de que 'Gran Hermano VIP' se emita ahora en La 1. ¿Habrá emigrado Vasile a un pueblo italiano al pie de las montañas?, me llego a preguntar. Me hundo en un mar dulce de dudas hasta que aparece en pantalla Eva González. ¡Coño, 'MasterChef'! Su versión 'celebrity', nada menos.

Lo cierto es que, bien mirado, todo esto no me sorprende del todo, porque el citado formato siempre ha sido un tanto extraño. Por ejemplo, la presentadora aparece en pantalla más o menos cada media hora, unas tres o cuatro veces por emisión. La televisión pública es así y hay que quererla. Si las guerras del mundo les pillan a desmano, sus informativos no mandan a ningún periodista a cubrirlas. Sin embargo, están dispuestos a pagar una pasta a una señorita por decir de vez en cuando: “¡Aspirantes, quedan cinco minutos!”. Y hasta luego, Mari Carmen.

Supongo que el contenido de 'MasterChef' se ha ido mimetizando con el continente y Eva González hace las veces de funcionaria de la corporación. Sale dos minutos en pantalla y se va a tomar un café muy largo de café. Un chiste malo y triste, sí, pero más triste y dura es en ocasiones la realidad. Que me perdonen por favor los funcionarios, siempre carne de mofa fácil, pero qué culpa tengo yo de que una Miss España venida a más cobre en diez minutos lo que usted en diez meses. Quisiera hacer constar aquí, en mi defensa, que tengo muchos amigos funcionarios y muchos amigos gais. Y mi notario da fe de ello. 

Tejero, Loles León y el Cordobés en un fotomontaje de Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Tejero, Loles León y el Cordobés en un fotomontaje de Vanitatis

Hunde aquí tu reputación

Los famosos me caen mejor que los funcionarios porque trabajan siempre. Es muy duro ser famoso, más de lo que la gente se piensa. Es un oficio cuando menos '7-Eleven'. Menos si eres Fonsi Nieto, que tu horario es justo el contrario, 'Eleven-7'. Fonsi fue listo y se dejó eliminar a las primeras de cambio en la carrera por ser el primer 'MasterChef' famoso de España, mientras los que permanecieron en la batalla se rebozan cada martes en harina de un costal muy poco 'celebrity'. Si eres 'alguien' en este país y quieres hundir tu reputación, entonces apúntate al siguiente 'casting'.

El Cordobés ha sido el último en cubrirse de gloria, forzando la derrota de su equipo para salvar de la nominación a su mujer, Virginia Troconis, que también participa. Donde muchos han visto un acto de amor incontestable, yo veo algo de proteccionismo machista. Pero aquí hay para todos, no solo para el 'maestro'. Las redes sociales arden cada vez que habla alguno de los participantes. La peor parte se la está llevando Tejero, un antitaurino declarado que nació en una familia de toreros. Este dato es real. Tiene Fernando, un poquito al menos, el talante atormentado de Montgomery Clift, un tipo raro que acabó leyendo cada noche a Chéjov y Aristóteles.

Loles León, Virginia Troconis, Manuel Díaz y Fernando Tejero en 'MasterChef Celebrity' © Proporcionado por Vanitatis Loles León, Virginia Troconis, Manuel Díaz y Fernando Tejero en 'MasterChef Celebrity'

'MasterChef Celebrity' me sirvió para inferir, en apenas media hora, dos cosas importantes. Primero, que TVE ha creado una especie de trampantojo culinario para emitir por la tangente un 'GH' de indudable vocación pública, porque al final de cada emisión se hace una donación solidaria. Ejem, ejem. Y segundo, que hundirse en la mierda es un acto involuntario de carácter ecuménico que une a famosos y anónimos, al igual que todos los ríos van a dar a la mar, que es el morir.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon