Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El atleta británico Tom Bosworth se suma a la 'epidemia' de pedidas de matrimonio

Vanitatis Vanitatis 16/08/2016 E. B.

Primero fue en rugby, luego en salto de trampolín y ahora en atletismo. ¿Medallas para España? No, peticiones de mano. Declararte a tu pareja en los Juegos Olímpicos se ha vuelto una epidemia más peligrosa que el zika, y ya son cuatro los atletas que vivieron solteros la ceremonia de apertura y vivirán prometidos la de clausura del evento deportivo por excelencia. 

El último a sumarse a esta ola de romanticismo es el atleta británico Tom Bosworth, quien salió públicamente del armario en octubre de 2015 para pedir más visiblidad para los deportistas homosexuales. Bosworth ha aprovechado un momento único, como es participar en unos Juegos Olímpicos, para llevar la rodilla al suelo y pedirle matrimonio a su novio, Harry Dineley. Un momento muy importante del que ambos quisieron dejar constancia en las redes sociales.

Según contó Bosworth, la pareja se conoció cuando una amiga suya se insinuó ante Harry. "No eres mi tipo", contestó este, que para que no se ofendiera señaló al atleta y añadió "creo que él es más mi tipo".

Por una semana de diferencia, los británicos no han protagonizado la primera pedida de mano homosexual de unos Juegos Olímpicos. Los nombres que pasarán a la historia son los de Isadora Cerullo y Marjorie Enya, dos brasileñas que plasmaron su amor ante el mundo cuatro días después de iniciarse la cita olímpica. Enya, voluntaria en los JJOO, le pidió matrimonio a la jugadora de rugby tras la ceremonia de cierre de la competición. Un bonito gesto que legitima el matrimonio igualitario en Brasil, legalizado en el año 2013.

Aunque la más polémica ha sido sin duda la declaración del deportista chino Qin Kai a la saltadora de trampolín He Zi, ganadora de la medalla de plata. El joven le pidió matrimonio en el podium delante del público presente en el centro acuático Maria Lenk. Muy emocionada, la joven dijo que sí a su compañero, quien practica el mismo deporte que ella y ganó el bronce en Río. 

Ki Qin se declara en el podio a su pareja, He Zi (Efe) © Proporcionado por Vanitatis Ki Qin se declara en el podio a su pareja, He Zi (Efe)

La BBC no tardó en hacerse eco de los comentarios negativos ante el gesto de Qin Kai, ya que, como lamentaba una espectadora que vivió el momento en directo: "¿Cómo le va a decir que no si estamos todos aplaudiendo y chillando como locos?". Según lamentaron varios usuarios en la página de Facebook del medio de comunicación, la petición esombreció el logro de la joven, e incluso hay quien apuntó que pedir matrimonio a alguien en público "es una forma de asegurarse de que no te dirán que no, al menos por vergüenza".

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon