Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El baile de abogados de la dermatóloga de López Madrid, 'femme fatale' de la abogacía

Vanitatis Vanitatis 26/02/2016 Jose Madrid

Ha sido uno de los casos más polémicos del tejido empresarial español y las historias sobre el mismo aún siguen coleando. Elisa Pinto, dermatóloga de profesión, saltaba a los medios por acusar al empresario Javier López Madrid de acoso, amenazas, coacciones y agresiones. Sin embargo, el pasado 11 de diciembre la investigación de la Policía Nacional concluía queno había indicios de acoso por parte del yerno del marqués de Villar Mir. Además, los resultados del análisis policial determinaron que ella misma había “fabricado” las pruebas con las que pretendía inculpar al empresario. Según ha podido confirmar Vanitatis, Pinto intentó sacar adelante sus denuncias contra López Madrid y contó con un total de cinco equipos de abogados en su cruzada contra el empresario.

Lea AQUÍ quién es quién en este caso

Luis Rodríguez Ramos (UNED) © Proporcionado por Vanitatis Luis Rodríguez Ramos (UNED)

Desde que en enero de 2015 interpusiese la demanda contra él, un total de cinco abogados han intentado defenderla. El primero de todos ellos fue Luis Rodríguez Ramos, que además de la abogacía ejerce de profesor y posee un interesante currículum profesional. Conocido por su seriedad en el célebre caso de Caja Segovia el letrado pronto se cansó de la dermatóloga y sus pretensiones. Según fuentes cercanas al proceso judicial, el letrado cesó su empeño en la defensa de Pinto cuando ella aireó la denuncia en los medios de comunicación. Vanitatis ha intentado ponerse en contacto con él para recabar su opinión pero no ha sido posible.

El siguiente abogado al que recurrió Elisa tampoco lo tuvo muy fácil. El mediático Marcos García Montes, conocido por sus apariciones televisivas gracias a casos como los del profesor Neira, el asesinato de los marqueses de Urquijo o el Wanninkhof, llevó el caso apenas “mes y medio o dos meses”, según declara él mismo a Vanitatis. A día de hoy, sigue creyendo en la versión de la dermatóloga. “Creo que ha sido una mujer muy digna. Creo en las lesiones que vi y estoy convencido de que siempre ha dicho la verdad. Nunca acepto llevar un caso si no creo en él”, asegura a este portal el conocido letrado, una de las pocas personas que confiaron realmente en la versión de la dermatóloga. Por “secreto profesional”, García Montes no quiere desvelar las razones de que abandonase la defensa de Pinto.

Marcos García Montes junto a Carlos Larrañaga en una imagen de archivo © Proporcionado por Vanitatis Marcos García Montes junto a Carlos Larrañaga en una imagen de archivo

Tras él, el periplo judicial continuó con Juan Luis Ortega Cano, que tampoco duró demasiado tiempo junto a su defendida. Después le sucedió Álvaro Vidal que, según fuentes cercanas al proceso, renunció cuando los detalles del sumario empezaron a hacerse públicos y comprobó que la dermatóloga utilizaba a su hijo para escribir notas amenazantes contra ella misma o provocaba llamadas para fingir el acoso. Vidal llegó a negar ante algunos periodistas los rumores que apuntaban a un acuerdo extrajudicial que pusiese punto y final al proceso. Un intento en el que el abogado fracasó.

Ignacio Gordillo en una imagen de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Ignacio Gordillo en una imagen de archivo (EFE)

Cansada de buscar defensa en varios bufetes y que muchos de ellos desistiesen en defenderla, Pinto llevó sus denuncias hasta Ignacio Gordillo, exfiscal de la Audiencia Nacional. Curtido en casos como los del secuestro del empresario José María Aldaya o el pleito contra el doctor Moreno por la muerte de Enrique Morente, el letrado sigue a día de hoy vinculado a la defensa de la dermatóloga. Según explican fuentes cercanas al caso, este piensa retirarse del proceso tras la decisión del fiscal de solicitar la anulación de las actuaciones contra López Madrid y el posible inicio de actuaciones contra Pinto.

Las sorprendentes revelaciones acerca de Pinto

Javier López Madrid y Elisa Pinto Romero, en un fotomontaje realizado por Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Javier López Madrid y Elisa Pinto Romero, en un fotomontaje realizado por Vanitatis

El resultado de las investigaciones realizadas por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), adelantadas en exclusiva por El Confidencial, dictaminó que muchas de las pruebas aportadas por la dermatóloga, como las cartas, pieza fundamental a la hora de imponer una orden de alejamiento a López Madrid, habían sido escritas por su propio hijo de diez años tras un minucioso estudio de la caligrafía del niño.

El informe policial también reveló que la supuesta agresión con arma blanca a la doctora, acaecida dentro de su coche, no había tenido lugar. “No hay rastro de la agresión”, dijo la Policía tras visionar unos vídeos de las cámaras de videovigilancia de un edificio cercano al lugar en el que estaba estacionado el coche. Tras las conclusiones de la investigación, parece que no hay abogado que pueda sacar adelante las acusaciones de la dermatóloga en este proceso judicial que no solo ha revolucionado al mundo empresarial español, sino a esos juzgados patrios testigos de un inaudito baile de abogados; un contencioso que parece no haberle servido de mucho a esta mujer definida por la Policía como una “psicópata de manual”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon