Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'El color púrpura' de Paz Padilla

Vanitatis Vanitatis 01/10/2016 Nacho Gay

Me han sorprendido los socialistas. He de decirlo en este preciso momento de mi vida, justo cuando toca hacerlo. Son muy trabajadores, honestos y cariñosos. Hasta ahora no conocía a ninguno, pero mi muchacha, en plata, la chica que me limpia la casa, resulta que es socialista. Y quiero decir esto en defensa de esa raza que, como sabemos, hoy está en tela de juicio por culpa de alguno.

Vale, muy original no estoy siendo, lo reconozco. He encontrado la inspiración para mi contestatario párrafo anterior en una musa del abstracto (y no me estoy refiriendo al apartado físico, sino al mental) llamada Paz Padilla. Ella, mujer de alma picassiana donde las haya, ha entendido que la reputación de los negros estaba en peligro por culpa de las actitudes de un tal Tony Anikpe, expareja de Raquel Mosquera, y ha salido en su defensa diciendo exactamente esto:

“Mi muchacha es de Kenia y la verdad es que la quiero muchísimo. Me han sorprendido mucho los negros, de verdad, porque son supertrabajadores, superhonestos y, de verdad, muy cariñosos. Nunca he tenido relación con negros. No he conocido a nadie cercano y ahora sí. Y quiero mucho a mi negra. Yo le digo 'mi negra', pero la quiero mucho”.

Las masas tuiteras se han cebado, tras soltar esto en 'Sálvame Diario', con la pobre Paz, una mujer incomprendida capaz de tan beneméritas hazañas. Porque si es difícil defender a los negros de la alargada sombra que proyecta sobre ellos el tal Anikpe, un trepa de cuidado, mucho más si cabe es hacerlo mientras se devora, en directo y a dos carrillos, un mantecado imperial de Avilés. En el Circo del Sol hay gente con menos talento, pero nadie con más corazón. 

Paz Padilla en el plató de 'Sálvame Diario' © Proporcionado por Vanitatis Paz Padilla en el plató de 'Sálvame Diario'

Estarán de acuerdo conmigo, porque no se puede opinar lo contrario, que es muy difícil querer a alguien procedente de África por culpa del Anikpe ese, pero Paz Padilla es así, una bellísima persona que se preocupa mucho por la chica que le limpia la casa mientras ella ensucia el país. Steven Spielberg, conmocionado como todos por tan emotivo relato, ya ha anunciado la compra de los derechos y viaja a estas horas a Villaviciosa de Odón (Madrid) para filmar en el domicilio de la humorista la segunda parte de 'El color púrpura'.

Pero pongámonos serios y analicemos a continuación la frase de marras sintáctica, morfológica y filosóficamente por si cae en Selectividad este año:

'Mi muchacha' y 'Mi negra' conforman el sujeto. Sujeto paciente, qué duda cabe. El determinante 'mi' (más racista que posesivo) indica pertenencia. Y el resto de la frase es claramente un atributo que funciona como metáfora de la autora, esto es, metáfora de paleta.

Porque de lo dicho se desprende que, hasta la fecha, Paz Padilla creía que los negros cantaban bien soul y actuaban correctamente en las películas sobre la esclavitud, pero no hace mucho descubrió que también doblaban perfectamente las camisas. Todos. Los más de mil millones de negros que habitan el mundo doblan bien las camisas, son honestos y son cariñosos.

¿Racismo? Bueno, hablamos más bien de incultura. Las máximas de Paz Padilla no pueden ser racistas porque casan bien con lo ecuménico, ya que demuestran que la necedad une a todas las razas. A ella le ha sorprendido recientemente que los negros como su muchacha sean trabajadores, pero es quizá mucho más sorprendente que las blancas como ella trabajen en la tele.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon