Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Cordobés blinda su herencia: un 'millonario' sin propiedades

Vanitatis Vanitatis 05/02/2016 Ana Sánchez Juárez

Manuel Benítez Pérez (Palma del Río, Córdoba, 1937), el Cordobés, nunca ha tenido reparo en contar que ha ganado mucho dinero con el toro, que hacía de banquero porque ganaba 20.000 duros e invertía la mitad “con tino”. Sin embargo, los hijos no reconocidos o por reconocer del diestro no podrán beneficiarse de su fortuna. Esto incluye a Manuel Díaz González (Arganda del Rey, Madrid, 1968), que acaba de presentar una demanda de paternidad contra él.

Portada de la revista 'Life' © Proporcionado por Vanitatis Portada de la revista 'Life'

Y es que el hombre que protagonizó tres portadas de la prestigiosa revista norteamericana ‘Life’, ese que en los años 70 decían que cobraba a kilo (a millón de pesetas la corrida de toros), a día de hoy no tiene (casi) nada de la inmensa fortuna que amasó durante sus cinco décadas de profesión. Al menos, no a su nombre. “Con lo que ganaba el Cordobés en una tarde en Las Ventas podía comprar un piso de 300 metros cuadrados en el barrio de Salamanca en Madrid”, contaban aquellos que vivieron con el torero sus días de gloria.

El diestro siempre ha dicho públicamente que sigue con sus “batallas, mi familia, mis campos y mis negocios. Muy feliz”. Sin embargo, esos negocios que tantos buenos momentos le deparan no están a su nombre, con lo que, de añadirse un octavo hijo a la lista de vástagos, el demandante (Manuel Díaz) lo tendría “complicado” para arañar algo más de la herencia que no fuera la legítima estricta. Algo que, por cierto, según declaraciones del abogado del ex de Vicky Martín Berrocal a Vanitatis, no es actualmente su prioridad: “El tema económico es lo de menos. Lo que se discute ahora mismo es la relación paternofilial y mi cliente ya decidirá más adelante lo que tiene que hacer”.

Pero vayamos a los números. Según el Registro de la Propiedad, el septuagenario diestrosolo tiene una finca en su localidad natal, Palma del Río. La mencionada entidad pública no proporciona oficialmente más información sobre la misma, a pesar de la insistencia de este medio que solicitó los datos por los cauces legales, ya que “la propiedad está reagrupada”.

El parecido físico de ambos © Proporcionado por Vanitatis El parecido físico de ambos

¿Y qué hay sobre las empresas agrarias y ganaderas que tantas alegrías le dan al torero? No hay ninguna a su nombre. Sin embargo sí al de su mujer, esa francesa de inmensos ojos azules que consiguió llevarle al altar el 11 de octubre de 1975 en la ermita de Belén, de Palma del Río, y con la que tiene cinco hijos. María Martina Fraysse Urruty (Biarritz, 1945) figura como secretaria de la sicav de la familia (gestionada por el BBVA), de nombre Mirabel 08 Inversiones, que tiene un capital máximo estatuario de 24.040.500 euros e invierte con regularidad en los mercados asiáticos. Martina también es secretaria en Corbasa y Firga, dos empresas que se dedican al cultivo de cereal, leguminosas y semillas, y en Profaben XXI, destinada a la promoción inmobiliaria. Y aquí una curiosidad, porque la mujer del torero declaró a 'ABC', en una de sus contadas entrevistas, que no era partidaria de que la mujer trabajase: “El padre debe estar fuera de la casa para buscar el sustento y la madre es una figura esencial… porque procreamos”. Una vez más, maldita hemeroteca.

Sus negocios: a nombre de los hijos y la mujer

Al igual que Martina, sus cinco hijos sí tienen numerosas propiedades a su nombre y cargos ejecutivos en las mismas. La única que no tiene nada a su nombre en el entramado familiar es la hija mayor, Maribel, nacida en 1968. Por su parte, su hermana Martina Carmen sí que es consejera en Corbasa, Firga y la inmobiliaria Profaben XXI. Curiosamente ni Manuel (1972) ni Rafael (1975), que son economistas de formación y han pasado por la prestigiosa Universidad de Navarra, son los que más cargos directivos acumulan (eso sí, Manuel ha liderado el Plan Parcial de la Carretera de Palma del Río, que conlleva el desarrollo de un parque comercial con un Leroy Merlin y un McDonald’s, y el Plan Parcial Industrial San Ildefonso, en la localidad cordobesa de Almodóvar del Río).

El que más presidencias en las empresas familiares tiene es el niño bonito de la casa. El sucesor del Califa de Córdoba. Julio (1985), heredero del rompedor físico de su padre, hace sus pinitos como modelo y también se ha lanzado a los ruedos (tomó la alternativa el 2007 con Finito de Córdoba, como padrino, y compartió cartel con Cayetano Rivera). El guapo diestro es presidente de la sicav familiar, administrador único de Cortauro SL y de Cerro de la Casa de Don Luis, dedicadas a la explotación de fincas rústicas y plazas de toros y a la silvicultura, respectivamente; además, de consejero activo en las empresas ganaderas: Corbasa y Firsa. Otra curiosidad: el Cordobés ya ha evitado varias veces que Julio se cruce en la plaza con Manuel Díaz, que ahora pleitea por ser reconocido como hermano. “Le arruinaría la carrera ese tipo de duelos”, ha dicho el huracán de Palma del Río sin entrar en más detalles.

¿Y qué pasa con la herencia?

La paternidad de Manuel Díaz, el Cordobés, ha sido siempre 'vox populi'. Lleva décadas asegurando que Manuel Benítez es su padre y han sido muchos los intentos por su parte para que el veterano diestro así lo reconociera. Sin embargo, con la demanda cursada el pasado mes de octubre se ha dado el golpe de efecto definitivo para poner fin a este conflicto y las consecuencias, de confirmarse la relación paternofilial entre ellos, serían muy importantes. No solo en el terreno afectivo, ese que, de momento, ocupa al marido de Virginia Troconis, sino también en el económico porque resulta una obviedad que como hijo reconocido tendrá derechos legítimos sobre la herencia del Califa de Córdoba.

Lea aquí dónde está Manuel Díaz estos días

El abogado de Díaz ha querido matizar que esto no es lo más importante para su cliente, pero también que es impepinable que todo hijo tiene derecho a heredar, “por muy marginado que esté”, al menos la legítima estricta. Habida cuenta de que Benítez tiene la mayor parte de sus bienes a nombre de su esposa y sus cinco hijos, ¿qué parte le tocaría a Manuel Díaz? ¿Podría pleitear de nuevo por esto?

Manuel Díaz estrecha la mano a Manuel Benítez © Proporcionado por Vanitatis Manuel Díaz estrecha la mano a Manuel Benítez

Vanitatis se ha puesto en contacto con el abogado Javier Ángel Martín para tratar de dar respuesta a esta hipotética situación. “En primer lugar hay que aclarar que el interesado solo podrá reclamar una compensación económica cuando el señor Benítez fallezca. Dicho esto, si una vez repartida la legítima estricta él no considerase justo el reparto, deberá formular una nueva demanda en la que se intentará explicar –y aquí es donde el proceso entrama mayor dificultad– que a los herederos que les corresponde el tercio de la legítima (sus hermanastros) sí que se les dio la parte alícuota mientras el progenitor vivía por medio de donaciones y estos serán los que debieran compensar con sus bienes al heredero perjudicado. Este proceso es muy complicado porque una donación en vida es perfectamente legítima dado que tiene la misma carga impositiva que las herencias”. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon