Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El deslucido encuentro (estilístico) de la reina Rania de Jordania y Mathilde de Bélgica

Vanitatis Vanitatis 13/01/2016 Núria Tiburcio

Las mujeres de la realeza saben a la perfección que, en cuanto coinciden con otra dama real, ya sea reina o princesa, las comparaciones y los duelos de estilo ocuparán  a lo largo de algunos días las páginas de los medios nacionales. Por ello, casi todas se esfuerzan en mostrar sus mejores galas y sus últimas adquisiciones para dejar KO a su adversaria. Este es el caso de las 'competiciones' que han mantenido la Reina Letizia y Máxima de Holanda o Mary de Dinamarca y la duquesa de Cambridge. Sin embargo, esta misma semana se producía un nuevo duelo real en el que ninguna de las dos damas estuvo a la altura, estílisticamente hablando claro.

Los dos reinas posando para la prensa (Reuters) © Proporcionado por Vanitatis Los dos reinas posando para la prensa (Reuters)

Este martes, la reina Rania de Jordania, quien hace apenas unos días se reunía con James Cameron, primer ministro británico en el Downting Street, se desplazaba hasta Bélgica para reunirse con Charles Michel, primer ministro belga, con la intención de tratar el tema sobre la crisis de los refugiados. Aprovechando que se encontraba en la capital belga, la reina hacemita se encontraba con su homóloga, la reina Mathilde de los belgas, en el Palacio Real de Bruselas. Las dos damas tomaron el café y estuvieron charlando durante un buen rato. 

Para la ocasión, la esposa de Abdalá II no brilló demasiado al repetir por segunda vez un abrigo en color crema con grandes botones y ribetes en rosa en los bajos y en las magas. Aunque no se quitó el abrigo en ningún momento del encuentro, se puede entrever que debajo de la prenda lucía una blusa de seda rosa palo y una falda lápiz de cuero en tono morado. La reina jordana combinó su estilismo con unos salones en charol nude con tira asimétrica de Christian Louboutin y el el icónico bolso de Fendi en color 'nude' valorado en 1200 euros.

Primer plano de Rania de Jordania (Reuters) © Proporcionado por Vanitatis Primer plano de Rania de Jordania (Reuters)

Por su parte, la reina Mathilde estuvo bastante desacertada con un atuendo que le echaba años encima. Y es que, aunque no lo parezca, la esposa del rey Felipe tiene tan sólo 42 años. La soberana se enfundó un top realizado en encaje azul céruleo -que por el estilo bien podría estar firmado por Felipe Varela- y lo combinó con una falda de vuelo en algodón gris. Mathilde completó su look con medias cristal, unos salones plateados y un clutch a juego. Lo más destacable del estilismo fueron sus joyas: unos preciosos pendientes de diamantes y perlas y un anillo de zafiros. 

La reina Mathilde (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La reina Mathilde (Gtres)

El duelo de Rania y Letizia

Este encuentro estlístico de Rania y Mathilde nada tiene que ver con el que la jordana mantuvo con Doña Letiziaa mediados de noviembre. Los reyes hacemitas visitaron capital española y las dos reinas compitieron en estilo hasta en tres ocasiones. Rania demostró que es una auténtica fashion vícitim y que en cuestiones de moda no hay nadie que se le iguale. Eso sí, debemos tener en cuenta que la jordana derrocha una gran cantidad de dinero en ropa. Sin ir más lejos, para pasar dos días en Madrid se gastó un total de 17.804 euros, tal como analizamos en Vanitatis.

Letizia junto a Rania (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Letizia junto a Rania (Gtres) © Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon