Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El drama del actor Enrique Alcides: no tiene para pagar la luz y ha pasado hambre

Vanitatis Vanitatis hace 2 días J. Madrid

Este martes, un testimonio dejaba helados a los espectadores de 'El Programa de Ana Rosa'. Enrique Alcides, conocido actor que ha participado en películas como 'Finisterre' y en series como 'Cuéntame', 'Águila Roja' u 'Hospital Central', aparecía en el espacio matinal de Telecinco asegurando que su estado de pobreza había provocado que le cortasen la luz. El 'magazine' anunciaba que el intérprete lleva “siete años en paro y le han cortado la luz varias veces”. Él mismo aparecía en la mesa junto al padre Ángel hablando de pobreza energética. “Es pobreza, al fin y al cabo”, aseveraba él. 'Vanitatis' se ponía en contacto con Alcides este martes y este sigue sorprendido ante la cadena de reacciones y de “titulares alarmistas” que han surgido tras su testimonio. “A día de hoy sí tengo luz, pero ya espero el próximo corte en los próximos días”, asegura, añadiendo en un tono cordial que no ha perdido “la esperanza” y que en ningún momento quiere hacerse “la víctima, ya que tenía buenas razones para acudir al programa.

Enrique Alcid (Facebook) © Proporcionado por Vanitatis Enrique Alcid (Facebook)

Desde que perdió a sus dos padres,

Enrique

lo ha pasado bastante mal aunque, durante la conversación telefónica con este medio, jamás pierde la energía o se lamenta en exceso de su estado. La causa de su aparición catódica tiene que ver con la política: este martes se debatía un proyecto de ley encaminado a que las compañías eléctricas soporten el coste del bono electrónico y no corten los suministros básicos de electricidad después de que una anciana muriese de frío hace unos días en Cataluña por no tener calefacción tras la interrupción del servicio en su domicilio.

Alcides

acudió a los platós de

Telecinco

“nervioso y sabiendo lo que se me venía encima” para ponerle cara a una situación que él ha vivido en primera persona, consciente de que tenía que hacerlo. “Yo hago lo que sea por

Mensajeros de la Paz

”, añade.

Lo que quiso transmitir en la pequeña pantalla fue que cualquiera, desde alguien que aparece en televisión a un director de sucursal, puede caer en desgracia en estos tiempos de crisis e incertidumbre. “Creo que hubo gente que no entendió lo que quise decir. Muchas personas me han increpado en las redes diciéndome que me ponga a trabajar de lo que sea, que lo que quiero es chupar del Estado. Justo quise decir lo contrario, que el Estado no tenga que responsabilizarse de esas situaciones y que las eléctricas pongan algo de su parte. Fui a televisión para ilustrar esa iniciativa y hacer ver que lo que me ha ocurrido le puede pasar a cualquiera”.

Cartel de 'Finisterre', uno de los primeros éxitos del actor © Proporcionado por Vanitatis Cartel de 'Finisterre', uno de los primeros éxitos del actor

Enrique quiere aclarar a aquellos que le han acusado de no trabajar que “por supuesto” que ha tenido trabajos “de todo, no solo como actor, aunque aún no estoy viviendo debajo de un puente. Lo cual no quiere decir que no me llegue para pagar lo básico. No ha sido bonito leer titulares llamándome muerto de hambre”. El intérprete ha vivido situaciones muy difíciles y actualmente sobrevive gracias a la ayuda de Mensajeros de la Paz y a los trabajos que van saliendo y él ejerce con dignidad. “He trabajado en ACNUR. También evaluando herramientas de comunicación en universidades privadas, de camarero… un poco de todo. Sin embargo, quiero dejar claro que ni quiero dar pena ni chupar de ningún bote. El hecho de que te pase esto no quiere decir que dejes de tener dignidad o de ser válido”. El intérprete quiere resaltar que sigue adelante con proyectos que espera que salgan adelante: “Quiero lanzar una campaña de divulgación de los derechos humanos en el instituto, por ejemplo”.

Solidario y comprometido

Si de algo puede presumir Enrique, aunque no parece hacer alarde de ello, es de solidaridad, ya que es voluntario y ayuda, por ejemplo, a los refugiados de Siria. Empático con aquellos que lo pasan mal, asegura que su dignidad está “intacta” pese a su situación y que no le interesa “tener por tener”; simplemente quiere sobrevivir y dedicarse a aquello para lo que está preparado, dando lo mejor de sí mismo. “Es algo educacional, que aprendí en mi casa. Gracias a mis padres siempre tuve una cultura del esfuerzo. Siempre he hecho todo lo que está en mis manos para ofrecer lo mejor de mí mismo”, asegura confiado y contradiciendo a todos aquellos que le han dicho que denunciar su situación para ponerle cara a la pobreza energética puede significar no volver a tener trabajo como intérprete.

Enrique Alcid en una imagen de las redes sociales © Proporcionado por Vanitatis Enrique Alcid en una imagen de las redes sociales

En realidad, la historia de Enrique empieza cuando tenía diecisiete años y se fue de casa. “Me valí por mí mismo desde que tenía esa edad. Me gustaba escribir y de hecho estudié empresariales para poder pagarme mis propias cosas, lo que iba escribiendo. Luego vi que una de las formas era ser actor”. Aquel chico que hoy sobrevive gracias a Mensajeros de la Paz a sus 41 años habla desde la calma y el optimismo, consciente de que ha llegado a compartir tablas con John Malkovich o a estar en grandes series de éxito. Sin embargo, el aparecer en televisión no garantiza vivir en la abundancia, algo que parece no interesarle.

“Mi fin es proporcionar valor añadido, poder desarrollar mis proyectos porque estoy preparado para hacerlo”. De hecho, el haber pasado por penurias hace que se refuerce en la gran lección de no ser lo que tienes. “El hecho de que no tenga los euros suficientes para pagar la luz porque soy consciente de que sigo siendo válido como individuo y profesional. Uno no debe ser alguien por lo que tiene”, añade.

Alcides durante uno de sus actos solidarios (Redes sociales) © Proporcionado por Vanitatis Alcides durante uno de sus actos solidarios (Redes sociales)

Sin embargo, Enrique sí tiene muchas cosas: cuando se estrenó 'Hysteria', la obra teatral de John Malkovich que recreaba el encuentro entre Freud y Salvador Dalí allá por 1938, recibió magníficas críticas por su encarnación del genio de Figueras; cuando formó parte de 'Piedras' muchos fueron los espectadores se identificaron con su personaje. 'Posesiones' suficientes como para que su camino y su labor vuelvan a pasar por ese don (interpretativo y emocional) otorgado a unos pocos: el de ponerse en la piel de otras personas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon