Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dueño de Famosa baraja cambiar las muñecas de juguete por otras de verdad

Vanitatis Vanitatis 03/06/2016 J. Madrid

Lo llaman el Hugh Hefner de los Hamptons. Sus bacanales y fiestas hasta la madrugada son tan famosas como el nombre de las muñecas que fabrica su empresa. Desde hace seis años, el norteamericano Marc Lederes el dueño de la juguetera española Fábricas Agrupadas de Muñecas de Oñil (Famosa), además del directivo de una firma de capital privado, Sun Capital Partners, que acaba de poner a la venta Elix Polymers, un conglomerado especializado en la fabricación de derivados del plástico. Desde hace meses, algunos medios hablan de una posible desinversión de Sun Capital en Famosa, debido al bajo número de ventas, lo cual terminaría con los numerosos chistes acerca del mujeriego Leder y las 'muñecas' reales que protagonizan muchas de sus juergas.

Marc Leder junto a dos de sus bellezas (Facebook) © Proporcionado por Vanitatis Marc Leder junto a dos de sus bellezas (Facebook)

Hace tan solo un año, este cincuentón de buen ver y cuentas multimillonarias aparecía en los medios de comunicación de medio mundo debido a un crucero de lujo que zarpó rumbo a Galápagos. Leder contrató nada menos que a 75 personas para que a sus invitados no les faltase de nada. El vino y el champán corrieron por doquier y las 'muñecas' reales no faltaron en los populosos 'jacuzzis'. Muchas de las invitadas, con generoso escote y vestidas con bikinis que no dejaban lugar a la imaginación, compartieron algunas de sus imágenes más provocativas a través de Instagram. De ahí que el fiestón del millonario acabase publicado en las redes sociales. Pese a lo que pueda parecer, las juergas de Leder no solo se limitan a las correrías en alta mar. Su mansión en los Hamptons (de ahí su sobrenombre) también ha sido el escenario de un sinfín de fiestas en tierra firme e igualmente llenas de bellezones en remojo.

Una de las imágenes de la fiesta de Leder en su crucero © Proporcionado por Vanitatis Una de las imágenes de la fiesta de Leder en su crucero

Poco después del crucero que celebró en 2015, el potentado (su fortuna se estima en unos 600 millones de dólares) volvió a las andadas con una fiesta del 4 de julio de la que también trascendieron fotografías subidas de tono. Rodeado de bellezas recauchutadas y señoritas de busto estratosférico, Leder fue el centro de un macroevento en el hogar de casi 750 metros cuadrados que posee en Sagaponak, un pequeño pueblo de Southampton. La fiesta fue tan escandalosa que acabó provocando numerosas quejas de sus vecinos, incapaces de soportar el ruido. Tan enfurecidos estaban por ese tipo de bacanales caseras que obligaron a Leder a hacer una donación de 9.000 euros a la ciudad.

Un judío americano que trabajó para los artífices de la crisis económica

Marc Leder © Proporcionado por Vanitatis Marc Leder

Norteamericano proveniente de una familia de judíos y criado en Long Island (Nueva York), Marc Leder nació en 1962 y se graduó en económicas en la Universidad de Pensylvania. En los años 80, cuando aún era muy joven, trabajó para Lehman Brothers, la compañía de servicios financieros a la cual se achaca el origen de la crisis económica de 2008. Sin embargo, su puesto en la misma no duraría más de ocho años, el tiempo que estuvo allí como 'senior vicepresident'. Aunque Sun Capital Partners, empresa de la cual es directivo, es conocida por su filantropía y su colaboración en obras benéficas, el carácter hedonista de Leder ha hecho que la prensa resalte más ese aspecto que otros más amables.

En cuanto a su vida personal, Leder se puede considerar una persona con poca fortuna en el amor. En el 87 se casó con Lisa Weisben y tuvieron tres hijos. El matrimonio vivió más de dos décadas de felicidad hasta que en 2009 decidieron seguir sus vidas por caminos diferentes y se separaron. Poco después, el empresario tuvo otra novia con la que engendró a su cuarta hija. El noviazgo no duró mucho tiempo y, tras la ruptura, el ejecutivo vive en un continuo tobogán de alcohol y fiestas que compagina con su marcado carácter estratega en los negocios. Puestos a especular, algunos tabloides han asegurado que su carácter frívolo y esta segunda juventud son una respuesta a las infidelidades que sufrió por parte de su exesposa. Verdad o mentira, Leder es uno de esos personajes que parecen salidos de películas como 'El lobo de Wall Street' y aunque acabe desvinculándose, como se rumorea, de Famosa, está claro que las muñecas no van a desaparecer de su vida.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon