Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El escándalo sexual (con intento de asfixia incluido) que salpica a la China Suárez

Vanitatis Vanitatis 15/12/2015 Raoul Higuera
© Externa

Infidelidades, filtraciones a la prensa y una hija fallecida eran los ingredientes que adornaban una de las rupturas más polémicas al otro lado del charco y que ha tenido sus epicentros en Argentina y Chile, países natales de los protagonistas: el actor de telenovela Benjamín Vicuña y la modelo y presentadora Carolina Ardohain, popularmente conocida como Pampita. Sin embargo, este fin de semana la trama de la separación matrimonial que conmocionó Latinoamérica el pasado mes se ha recrudecido más si cabe con la entrada en escena de Eugenia 'China' Suárez, exnovia de David Bisbal, que se ha convertido por sorpresa en la tercera en discordia.

La modelo ha entrado en cólera en las redes sociales, plataforma utilizada para airear cómo encontró a su marido en actitud comprometida con su compañera de reparto en el set de rodaje de 'El hijo rojo'. Vicuña y la China, según la versión de la presentadora, mantenían relaciones sexuales en el interior de una de las caravanas de producción cuando ella abrió la puerta y les sorprendió infraganti. “Fui a visitar a mi marido, abrí la puerta del motorhome y vi lo peor que podía ver una mujer”. Este descubrimiento es ya de por sí un escándalo y como tal ha sido tratado en la prensa internacional, pero la repercusión mediática ha tomado tintes más controvertidos tras conocerse días después cómo reaccionó Pampita al ver supuestamente a su marido en brazos de otra mujer.

Al parecer, tal y como han informado fuentes de la productora a los medios, Pampita entró en el set de grabación gritando: “Si Vicuña no es mío, no es de nadie”. Fue en ese momento cuando supuestamente amenazó de muerte a la China Suárez e incluso presuntamente intentó “ahorcarla”. Desde la productora añaden además que están estudiando la posibilidad de emprender acciones legales contra la presentadora para impedir que vuelva a acercarse al set de grabación y proteger así la integridad de los trabajadores de la película.

Unas afirmaciones que han desairado a Pampita, que poco después volvió a tomar los mandos de su Twitter para desmentir lo que de ella se estaba comentando: “Yo jamás salgo a dar declaraciones, siempre he sido muy cautelosa y he cuidado hasta el infinito mis comentarios aún en los peores momentos. Los propios trabajadores de la película 'El hilo rojo' empezaron ayer a dar versiones erróneas de un hecho puntual y que podría haber quedado en la privacidad de los tres involucrados. Me vi obligada a desacreditar tantas mentiras y estoy tratando de ser lo más discreta posible con mis aclaraciones, espero que @benjavicunamori no permita que sigan haciéndole daño a la madre de sus hijos”, escribía.

La China (izquierda) junto a Benjamín Vicuña (Redes sociales) © Proporcionado por Vanitatis La China (izquierda) junto a Benjamín Vicuña (Redes sociales)

Pampita no ha sido la única en pronunciarse a través de las redes sociales. Mientras que la China ha preferido dar la callada por respuesta y dejar que el chaparrón pase sin hacer ruido -algo ya imposible-, Vicuña ha querido dejar claro un detalle que podría explicar qué hacía con su compañera de reparto el día de la polémica: “Lamento mucho todo esto, pero ante todo lo sucedido debo aclarar que llevo varios meses separado, concentrado en el cuidado y tranquilidad de mis hijos, quienes merecen estar fuera de cualquier problema. Asisto junto a mi expareja a una mediadora que ayuda a definir situaciones familiares posteriores a una separación”, asegura el actor, que ha querido zanjar con los comentarios que afirman que ha sido infiel a su mujer con la exnovia de David Bisbal, pero no niega el encuentro sexual que supuestamente mantuvieron en una caravana.

Una separación que Pampita se niega a aceptar, asegurando que su marido y ella estuvieron la semana pasada en terapia de pareja para intentar salvar su matrimonio, y que los pasados lunes y martes Vicuña estuvo en casa durmiendo con su familia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon