Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El falso viaje 'low-cost' de Iñaki Urdangarin

Vanitatis Vanitatis 11/07/2016 Núria Tiburcio

A pesar de poseer pasaporte diplomático por estar casado con la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin se desplaza entre países como el resto de los mortales. Así lo pudimos comprobar el pasado jueves. El yerno de los Reyes eméritos cogió un avión en el aeropuerto Ámsterdam Schiphol, donde se desconoce qué estaba haciendo, para poner rumbo a Ginebra, su ciudad de residencia, y lo hizo con la compañía inglesa Easy Jet. Sin su familia y sin nada de equipaje, el exduque de Palma despegó de la capital holandesa a las 14:30 horas de la tarde y aterrizó en la ciudad suiza a las 15:30 horas sin incidencias. Ese vuelo a esa misma hora y por estas fechas de temporada alta suele tener un precio de entre 87 y 95 euros. 

Aunque viajó con una compañía de las denominadas 'low-cost', Udangarin no escatimó en gastos y solicitó todos los suplementos. Tal como cuentan testigos presenciales en el foro 'Cotilleando', el exduque de Palma ocupó la primera fila del aeroplano tras elegir él mismo su asiento. Elegir butaca en Easy Jet tiene un coste adicional de casi 30 euros. Asimismo, para estar más cómodo se decantó por la opción que ofrece espacio doble para las piernas y con la que se pueden utilizar los mostradores de facturación prioritaria y subir primero al avión. Este añadido tiene un precio de otros 30 euros. Así pues, lo que a priori iba a ser un vuelo 'low-cost' acabó convirtiéndose en un vuelo de precio normal si le agregamos todos los suplementos. 

Urdangarin ocupando su asiento (Cotilleando) © Proporcionado por Vanitatis Urdangarin ocupando su asiento (Cotilleando)

Ataviado con un jersey de punto blanco, una camisa de cuadros y unos jeans, Iñaki Urdangarin fue uno de los últimos en acceder al avión a pesar de haber pagado el privilegio de ser uno de los primeros en entrar. El yerno real ocupó su asiento de primera fila e intentó pasar desapercibido para el resto de los pasajeros, aunque no lo consiguió y algunos incluso le fotografiaron mientras se aposentaba en su asiento. Durante el vuelo, estuvo leyendo varias publicaciones que había adquirido en el mismo aeropuerto y en ningún momento se levantó de su butaca ni pidió nada a la tripulación de cabina. Nada más aterrizar, y siguiendo el mismo patrón de discreción, Urdangarin se levantó y abandonó el aeroplano. 

La vida 'low cost' de los Urdangarin

Desde que estalló el escándalo del 'caso Nóos', la vida de la hermana de Felipe VI y su marido ha cambiado por completo. El primer paso fue poner a la venta el palacete que poseeían en el exclusivo barrio de Pedralbes de Barcelona. Fue en junio de 2015 cuando el nº 11 de Elisenda de Pinós cambió de manos. Los exduques de Palma cambiaron el casoplón por un apartamento en el centro de Ginebra por el que pagan un alquiler de 6.000 euros al mes. Otra de las decisiones que tomaron para abaratar gastos fue recuperar el Volkswagen Golf verde que tiene ya más de de quince años.

El palacete de los exduques de Palma © Proporcionado por Vanitatis El palacete de los exduques de Palma

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon