Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gran cambio físico de Aiko de Japón tras su larga enfermedad

Vanitatis Vanitatis 01/12/2016 Núria Tiburcio
La princesa Aiko con su padre, el príncipe Naruhito (Reuters) © Proporcionado por Vanitatis La princesa Aiko con su padre, el príncipe Naruhito (Reuters)

Para celebrar el 15 cumpleaños de la princesa Aiko, la casa imperial de Japón ha distribuido tres fotos en la que podemos ver a la jovencita. Esta es la primera vez que la hija de Naruhito y Masako aparece públicamente tras aquella larga enfermedad que la obligó a faltar a la escuela durante semanas y lo cierto es que las imágenes hablan por sí solas. Si las comparamos con las que se hicieron hace justo 365 días, veremos que Aiko ha adelgazado considerablemente y presenta un aspecto un tanto desmejorado. En 2015, la princesa se veía una joven sana, con la cara redonda y una tímida sonrisa. Ahora en cambio, está muy delgada y tiene la mirada triste. 

Aunque todo podría deberse a que Aiko ha hecho el cambio de niña a adolescente, son muchos los que piensan que su metamorfosis se debe a los problemas de salud que tuvo recientemente. Según informó a finales de octubre la agencia de la casa imperial de Japón, Aiko enfermó y estuvo un mes sin acudir al colegio. En abril, la princesa inició el tercer curso de secundaria con total normalidad, pero el 26 septiembre empezó a encontrarse mal, lo que provocó que tuviera que permanecer en casa por ya más de cinco semanas. La causa a la que la Corona atribuyó esa ausencia fue el estrés por los exámenes y el sobresfuerzo que hizo Aiko al enfrentarse a una dura prueba de atletismo. Los síntomas que presentaba la hija de Naruhito y Masako eran bastante difusos, desde dolor de estómago a inapetencia y fatiga.

El portavoz de la familia imperial nipona aclaró que los médicos descartaron cualquier enfermedad grave y que, poco a poco, la joven princesa se iba encontrando mejor, aunque continuaba sin poder mantenerse de pie de forma estable y está en completo reposo. Aiko recibió toda la atención de sus padres, sobre todo de Masako, quien un acto oficial para poder estar al lado de su hija. La casa real también quiso alejarse de la rumorología que apuntaba que la princesa estaría teniendo de nuevo dificultades con sus compañeros u otros problemas de tipo psicológico.

© Proporcionado por Vanitatis

Desde bien pequeña, Aiko se ha mostrado como una niña muy seria, poco sociable e incluso retraída, algo que le valió el apodo popular de 'la princesa que nunca sonríe'. A pesar de que la Corona ha intentado quitarle hierro a todos los problemas que ha sufrido, hay quienes no dudan en asegurar que la joven sufre problemas psicológicos como su madre. Masako, conocida por todos como 'la princesa triste', tiene depresión desde hace dos décadas, una enfermedad que se desencadenó tras las continuas presiones recibidas por no poder concebir a un heredero varón. Parece que, poco a poco, la esposa del heredero ha ido superando la depresión, pero sigue medicándose.  

© Externa

Más en MSN:

Las 50 cosas que (quizá) no sabes sobre Letizia
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon