Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El hijo menor del Duque de Alba, operado tras sufrir un accidente doméstico

¡Hola! ¡Hola! 23/11/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/actualidad/2016112389897/carlos-fitz-james-stuart-operado/0-405-532/carlos-fitz-james2-a.jpg

http://www.hola.com/imagenes/actualidad/2016112389897/carlos-fitz-james-stuart-operado/0-405-532/carlos-fitz-james2-a.jpg
© Proporcionado por Hola

El pasado domingo, 20 de noviembre, la Iglesia de los Gitanos en Sevilla volvió a recordar un año más a la Duquesa de Alba con una misa en su memoria. Fue un entrañable funeral homenaje que reunió a Alfonso Diez, su viudo, y a los hijos de doña Cayetana, que una vez más demostraron la cordial relación que existe entre ellos. De hecho, vimos especialmente cariñoso con él a Cayetano Martínez de Irujo, que le aprecia mucho por haber hecho feliz a su madre en los últimos años de su vida.

Los grandes ausentes fueron Alfonso Martínez de Irujo, Jacobo Fitz James Stuart, Fernando Martínez de Irujo y Eugenia Martínez de Irujo, que pese a su ausencia física, su corazón estaba con su madre a la que adoraban. Otro de los que no pudo asistir a este sentido homenaje fue Carlos, el hijo menor del Duque de Alba, que días atrás había sufrido un accidente doméstico. "Se ha caído por las escaleras y le han tenido que operar al pobre porque se ha roto la tibia. Le han puesto un clavo y ya está mucho mejor", explicó su padre, que aseguró que su hijo es "patoso y se pegó un tropezón".

VER GALERÍA

- Entrañable encuentro entre Alfonso Diez y los hijos de la Duquesa de Alba en un funeral homenaje en memoria de doña Cayetana

El hijo menor del actual Duque de Alba y de la noble sevillana Matilde Solís, que ya tiene 25 años, ostenta el título de Conde de Osorno y, al igual que su hermano Fernando, Duque de Huéscar, intenta vivir de la manera más discreta y anónima posible, a pesar de ser parte fundamental de la histórica Casa de Alba. "Me considero un padre afortunado. Mis hijos son estupendos, hasta ahora solo me han dado alegrías y desarrollan sus estudios con normalidad en un clima de cariño hacia sus padres", aseguró el Duque de Alba en una ocasión sobre sus hijos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon