Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El impacto del apoyo de ‘The Simpsons’ a Hillary Clinton [Opinión]

Variety LatinoVariety Latino 03/08/2016 Nagidmy Márquez
© Provided by Variety Latino

¿Qué mejor manera de fijar una posición política clara que por medio de la crítica animada? Tal gesta es un gusto que muy pocos se pueden dar, y es por eso que una de las series más populares y longevas de la televisión estadounidense, The Simpsons, continúan vocalizando a través del humor inteligente y la sátira, la realidad política y social de los Estados Unidos.

En un año de elecciones presidenciales, para muchos inédito en la historia de la nación, y tras haber finalizado las convenciones de los dos partidos principales, el Republicano y el Demócrata, los Simpson han decidido darle un espaldarazo a la primera mujer en ser candidata a la presidencia de EE. UU., Hillary Clinton.

En un video de 1:56 minutos de duración, y que forma parte de un capítulo de la serie animada, Homero y Marge Simpson debaten en la intimidad de su habitación, con su clásica retórica, por quién deben votar en las venideras elecciones presidenciales. El mismo bipartidismo y la manera de cómo ambos modelos políticos confrontan las realidades sociales, se ve reflejado en la pugna marital entre la pareja. Y como era de esperarse, Homero pareciese estar a favor de Donald Trump (en principio).

La premisa: Marge se niega a hacer el amor con Homero hasta que no escojan a su candidato presidencial. Claro que ella tiene las de ganar, así que Homero, con su inteligencia a destajos, le dice, “entonces hagámoslo a la manera estadounidense”. Y es así cómo, perspicazmente, una de las series más populares del mundo fija posición su posición política.

VER TAMBIÉN Cómo Hollywood nos ha preparado para tener una mujer presidente [Opinión]

El título del video lo dice todo “3:00 am”. ¿Quién es más apto para gobernar el país en tiempos de crisis? Es la pregunta central. Algo que nos recuerda a la interrogante que se hacía Clinton en 2008 durante su campaña, cuando también buscaba ser la candidata del partido Demócrata, solo que en aquel entonces su rival partidario era el ahora presidente de los Estados Unidos, Barack Obama .

“Son las 3 de la mañana y el teléfono suena en la Casa Blanca: ¿Quién quieres que atienda la llamada?”. Posteriormente, vemos momentos de críticas muy claros, que gracias el manejo perfecto de la burla, hacen un análisis de las ventajas y desventajas de ambos candidatos. Y como era de esperarse, Trump lleva todas las de perder en este episodio.

Por un lado tenemos al magate y su obsesión con Twitter. La llamada proviene de The Situation Room –una sala de conferencias usada en momentos de crisis o situaciones de relevancia donde se reúnen altos oficiales de la administración, así como el equipo de seguridad e inteligencia de Estados Unidos. Por supuesto que Trump no la atiende por estar más ocupado tuiteando a la senadora demócrata y archienemiga, Elizabeth Warren. “Tuitea demasiado. Me alegro mucho que la mandé al exilio. ‘Enviar'”, dice el personaje. ¿Es eso lo que haría el verdadero Trump en caso de ser electo presidente?

La senadora no pierde el tiempo y en respuesta al video, con su perspicaz coloquio, compartió en sus redes lo siguiente: “Si ustedes no creen que esto es cómo actuaría Trump siendo presidente, tengo un nuevo monorail que vender #ImWithMarge”, dice. No olvidemos que el famoso hashtag de Clinton es #ImWithHer.

VER TAMBIÉN Artistas que le han dicho NO a Donald Trump

En la secuencia de Trump vemos de todo, bromas alegóricas a su físico incluyendo su cabello, bronceado y botox, entre otros. Pero también somos testigos de su particular manera de dar órdenes, “Pon mi nombre en el memorial de (Abraham) Lincoln, acaba con la OTAN, quiero huevos revueltos en un plato de oro”, son algunas de las frases célebres. Mientras que uno de los simbolismos más relevantes es el libro que está sobre su cama, titulado: Grandes discursos, por A. Hitler.

Clinton tampoco se salvó del humor, ya que al recibir la llamada, su esposo, Bill Clinton, quien también fungió como presidente de EE. UU. por dos períodos (1993 y 2001), es el que la contesta. Acostumbrados a estos menesteres, el expresidente dice, “¿The Situation Room? Voy de inmediato”. Pero luego se da cuenta de que la llamada no era para él sino para Hillary.

El momento clave es sin duda la respuesta de la candidata, ya que la misma ha sido criticada muchas veces, sobretodo porque se rumorea que sería Bill el verdadero presidente y no ella. En todo caso, Los Simpson lo ratifican con la respuesta tajante de Hillary: “De ahora en adelante, es siempre para mí”.

¿Y cómo termina todo? Vemos las dos caras de la moneda y con humor brutalmente serio, Homero, mirando a los espectadores, concluye con una frase que quedará para la historia, “Y así es cómo me convertí en un demócrata”.

VER TAMBIÉN 10 frases memorables del discurso de aceptación de Hillary Clinton

El sentido del humor junto con el sarcasmo son armas muy eficaces. El video se ha vuelto viral, con más de 3 millones de vistas en YouTube. Por otro lado, The Simpsons y su relevancia no solo en los Estados Unidos, pero como fenómeno global, hacen que las criticas sirvan para analizar la política en cualquier parte del mundo. Tener a la familia más popular estadounidense de tu lado es un lujo. Hillary es la afortunada, gracias a Marge.

¿Será que las series animadas pueden cambiar el rumbo de una elección presidencial? #ImWithMarge

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Variety Latino

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon