Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El inexplicable y criticado plantón de Alaska y Mario

Vanitatis Vanitatis 15/04/2016 M. Bolonio

Madrid. Sala Bucca. Nueve y media de la noche. Por la puerta de esta conocida discoteca de la capital empiezan a desfilar decenas de fotógrafos con el gesto contrariado. Llevan casi una hora y media esperando para disparar sus cámaras porque los protagonistas de la noche aún no han aparecido. "En diez minutos están aquí", ruegan a cada instante los organizadores del evento, que no pueden disimular su desesperación. Pero sus promesas no se cumplen y finalmente, pasados esos diez minutos y otra media hora más, Alaska y Mario Vaquerizo, los anfitriones del evento, aún no han llegado. "¿Dónde están?" se oye preguntar casi a cada momento. A la famosa pareja la prensa, reporteros gráficos y redactores, les lleva más de una hora esperando y ante tanto retraso es el momento de abandonar el lugar. Sin fotos ni entrevistas. Solo un equipo de televisión que tiene un compromiso pactado con ellos aguanta la insufrible espera. 

Alaska y Mario Vaquerizo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Alaska y Mario Vaquerizo (Gtres)

La resignación de los empleados de Fotocasa, patrocinadores del evento, que asisten atónitos a la huida de la prensa, no se puede disimular. Esperaban una noche redonda de la mano de dos grandes famosos como Alaska y Mario, pero el resultado es bien distinto. De los 71 medios de comunicación que estaban acreditados, los que aguantan en la sala Bucca pasadas las nueve y media de la noche se pueden contar con los dedos de una mano. La espantada del resto, que se ha negado a cubrir un evento que va con más de una hora de retraso, deja totalmente compungidos a los trabajadores del portal inmobiliario que llevaban semanas con las ilusiones puestas en este acto de promoción.

Alaska y Mario (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Alaska y Mario (Gtres)

La pareja de cantantes había aceptado colaborar con Fotocasa para presentar todos los detalles de su nuevo hogar, un piso que han adquirido recientemente a través de este portal inmobiliario. Evidentemente, a cambio obtendrán una contraprestación. La idea era organizar una fiesta de inauguración y de paso celebrar la nueva compra del matrimonio. Para ello, la cantante de Fangoria y su marido habían invitado a su círculo de amigos más cercano, entre los que destacan Bibiana Fernández, Carmen Lomana o Topacio Fresh, pero lo cierto es que una hora y media después del inicio del evento hasta la sala Bucca de Madrid solo se había acercado Marta Vaquerizo, hermana de Mario. Ella también trataba de convencer a los medios de que aguardasen unos minutos más a su hermano, pero con el paso del tiempo el ambiente se empezaba a crispar y ni la excusa de un accidente en la M-30 que al parecer estaba dando el propio Mario al otro lado del teléfono lograba calmar los ánimos.

A las puertas del local solo se hablaba del plantón de Alaska y Mario. "Vale, que son muy simpáticos, pero esto no puede ser", decía uno. "Yo solo he esperado tanto a Tamara Falcó", decía otro. Lo cierto es que una espera como la de este jueves no la merece nadie. Ni siquiera la hija de Isabel Preysler. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon