Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El lado oscuro de Johnny Depp

Vanitatis Vanitatis 31/05/2016 Jose Madrid
Durante la presentación de 'La chica danesa' en Venecia Así ha sido la relación de Johnny Depp y Amber Heard

Diciembre de 2010. Tras las malas críticas, los productores de 'The Tourist' ven avecinarse el desastre. La cinta ha sufrido un gran varapalo en el Festival de Venecia y eso obliga a que la promoción de la cinta por Europa sea trabajada y concisa. Sus protagonistas, Johnny DeppAngelina Jolie, tienen que venir a Madrid y poner toda la carne en el asador. Una compañera periodista se encuentra con un Depp “bastante malhumorado. Estaba dando bufidos por todo y no era la persona más simpática del mundo. Miró con mala cara a la chica que le estaba dando un vaso de agua por tardar un momento cuando yo lo entrevistaba para el junket”, comenta a Vanitatis al recordar aquella visita de la estrella a nuestro país. En los años transcurridos desde aquel estreno hasta ahora, el actor parece haber vivido un proceso que lo lleva cuesta abajo y sin frenos. El último eslabón de este camino hacia el desastre ha tenido lugar este fin de semana: una orden de alejamiento dictada por el jueztras ser acusado por su esposa, Amber Heard, de malos tratos.

Johnny Depp y Mia Wasikowska en 'Alicia a través del espejo' © Proporcionado por Vanitatis Johnny Depp y Mia Wasikowska en 'Alicia a través del espejo'

Lo cierto es que dicha acusación podría haber afectado a la taquilla de 'Alicia a través del espejo'. "Eso dicen los analistas en Estados Unidos. Aquí en España, no ir a ver una película por lo que le pueda haber pasado al protagonista nos parece extraño. Allí menos. Lo cierto es que en la película él no puede estar peor. Todos los actores que aparecen están cinco tonos por encima de lo que deben”, asegura el periodista cinematográfico David Bernal. Pese a que la cinta no ha recibido loas precisamente, parece que las acusaciones que pesan sobre Depp, que estaba en Francia de promoción cuando las graves denuncias de su ex llegaban a los medios de comunicación, han sido fundamentales para que Disney haya patinado con la secuela de la 'Alicia' de Tim Burton. El actor ha visto, en un mismo fin de semana, cómo un juez le impide acercarse a su mujer a menos de 90 metros y cómo su última encarnación del Sombrerero Loco provoca bostezos en un público que ya lo ha visto “demasiadas veces disfrazado”, tal y como nos comenta otro compañero periodista.

Johnny Depp y Tim Burton © Proporcionado por Vanitatis Johnny Depp y Tim Burton

Los últimos años no han sido muy generosos con Depp. Con unos kilos de más, en noviembre de 2014 el actor presentaba un premio completamente borracho en los Hollywood Film Awards, ante la mirada de millones de telespectadores. La propia Amberd le dio entonces un ultimátum y él decidió alejarse de Hollywood para superar su adicción y congraciarse con su pareja. Hasta los productores de 'Into the Woods', musical en el que participaba, le eximieron de la promoción de la cinta en aras de su recuperación. Los de Disney, productores de la cinta, sabían perfectamente que Depp es una mina de oro a la que hay que cuidar. Por aquel entonces, él mismo declaraba lo que sentía sobre una meca del cine siempre dispuesta a juzgar y condenar a los que, como él (y como muchos de los personajes que ha interpretado), se salen de la norma establecida. Durante una entrevista, el actor afirmaba sentirse “como un perro de carreras. Esperan que estés a la altura después de una carrera en la que resulta que ganaste accidentalmente. Desde ese primer segundo, no eres nada más que mercancía. Tienen expectativas con otros 'Piratas'... Es genial si funciona pero, tío, es tremendo. Dios, tener eso como tu sello… Soy jodidamente tímido, tío. Vivo, en cierto modo, como un fugitivo”.

Un pasado rebelde

Johnny Depp y Winona Ryder en una imagen de archivo © Proporcionado por Vanitatis Johnny Depp y Winona Ryder en una imagen de archivo

En el verano de 2003, cuando la primera entrega de 'Piratas del Caribe' se convirtió en un enorme éxito de taquilla, a Johnny Depp parecía ocurrirle lo que a Robert Downey Jr que, tras su peligroso viaje por un mundo de drogas y visitas a la cárcel, pareció 'institucionalizarse' y vivir una segunda oportunidad como megaestrella que se refrendaría con el éxito de 'Iron Man'. Depp nunca había llegado tan lejos como Downey Jr. pero sí había aparecido, y no pocas veces, en las revistas de cotilleo gracias a sus desmanes. Misterioso, reacio a dar entrevistas y tan tímido como ese Eduardo Manostijeras de Tim Burton que le dio la fama, el Depp joven se pasaba la vida en el Viper Room de Los Ángeles, un lugar poco recomendable en cuya puerta murió su amigo River Phoenix.

En 1994, mientras rodaba 'Ed Wood' fue arrestado por destrozar una habitación de hotel en Nueva York. La anécdota dio la vuelta al mundo y el actor aseguró que todo había sido culpa de un armadillo que había encontrado escondido en un lugar de la habitación y que el animal, antes de huir por la ventana, lo había destrozado todo.

No fue la única polémica a la que tuvo que hacer frente. En el 99, mientras 'Sleepy Hollow' se convertía en su título más taquillero hasta entonces, fue detenido por estar involucrado en una pelea con 'paparazzi' frente a un restaurante en Londres. Por aquel entonces parecía encontrar la estabilidad sentimental en los brazos de Vanessa Paradis, que ese día en el que casi se pega con los fotógrafos cenaba con él en la capital londinense. Tras un matrimonio fallido con Lori Anne Allison, una relación exprés con Winona Ryder que le dejó un tatuaje en el hombro ('Winona Forever', rezaba) y un noviazgo de cuatro años con Kate Moss, la francesa Paradis supuso un breve remanso de paz para la estrella. Además, le dio dos hijos: Lily-Rose y John Christopher.

Johnny Depp y Vanessa Paradis (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Johnny Depp y Vanessa Paradis (Gtres)

Sin embargo, el idilio estabilizador acabó en junio de 2012. Por aquella época de traumática separación, Depp pareció encontrar consuelo en otro 'outsider' como él: el cantante Marilyn Manson. “Johnny y yo nunca fuimos colegas de copas, aunque él fue el que me introdujo en la absenta, puedo culparlo por eso. Creo que hubo una especie de destino que nos juntó. Ambos estábamos pasando por ciertos problemas en zonas extrañas de nuestras mentes y nuestras vidas, y estar con él me hacía más feliz y parece que a él también”, dijo el solista.

Fugaz ha sido también su idilio con Amber Heard, que hasta presentó una fotografía de su rostro magullado como prueba judicial contra el actor. “En el cine tampoco le va muy bien. Sigue siendo el actor mejor pagado, pero después de este escándalo y tras fracasos sonados como el de 'Alicia' o el de 'El llanero solitario' hace dos veranos puede que se lo piensen mejor a la hora de pagarle 20 o 25 millones por película”, nos comenta una periodista cinematográfica.

¿Es esta la decadencia de un actor que ha demostrado en sobradas ocasiones su talento interpretativo? ¿Se trata de los últimos cartuchos como estrella del 'alter ego' de Tim Burton? ¿Influyen sus desvaríos personales en una carrera que parece no vivir su mejor momento? Puede que sí o puede que no. Como comentaba su esperanzada encarnación de Ed Wood, siempre pueden llegar tiempos mejores: “¿La peor película que ha visto? Bueno, la próxima será mejor”.

Más en MSN:

-Johnny Depp y Amber Heard se divorcian tras poco más de un año de matrimonio

-Amber Heard acusa a Johnny Depp de violencia doméstica


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon