Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'look' azafata de Carlota sin Sanfelice y la sonrisa de Charlene marcan el Día de Mònaco

Vanitatis Vanitatis 19/11/2016 J. M.

El Día Nacional de Mónaco siempre ha sido una cita ineludible para contemplar de cerca a los Grimaldi y analizar, de paso, cuál es su estado vital en el momento de la celebración. Este sábado, con la misa celebrada en la Catedral del Principado como primer acto oficial, la familia inauguraba esta jornada tan especial y los monegascos centraban sus miradas se centraban en los príncipes de Mónaco, Alberto y Charlene. También en sus mellizos, Gabriella, que estuvo ausente en el tradicional picnic de fin de verano celebrado el pasado septiembre, y Jacques. Mucho más sonriente que de costumbre, la esposa de Alberto lucía un vestido oscuro, un maquillaje más llamativo que de costumbre y un sombrero con un detalle floral. Sobria, elegante y más animada que de costumbre, la princesa mostraba al pueblo del Principado a sus dos mellizos, vestidos inmaculadamente de blanco. La pareja fue recibida en la catedral por el arzobispo de Mónaco Bernard Barsi.

GALERÍA: Todas las imágenes del Día Nacional de Mònaco (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis GALERÍA: Todas las imágenes del Día Nacional de Mònaco (Gtres)

Si Charlene demostraba sobriedad a la hora de elegir vestuario, otros miembros de los Grimaldi optaban por estilismos algo más llamativos. El de Tatiana Santo Domingo, por ejemplo, con un ancho vestido cruzado y estampado con rayas, era especialmente curioso. Ni siquiera el elegante tocado que acompañaba el modelo mermaba lo estrambótico del conjunto. La que tampoco parecía optar por la discreción era Carlota Casiraghi. Vestida de rojo y con un tocado con un estilo de azafata de la Panam en los años 60, la hija de Carolina de Mónaco, habitualmente bella y elegante, no pasó desapercibida, ya que, además, iba vestida con los colores de la bandera monegasca. Muchos ciudadanos se preguntaban si acudiría del brazo de su novio, el director Lamberto Sanfelice, con el que lleva saliendo desde hace casi un año, pero parece que este ha preferido quedarse en Roma, si ciudad natal. La hija de Carolina no se separó de su hermano Andrea y de su cuñada Tatiana en ningún momento.

Alberto de Mónaco durante la misa (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Alberto de Mónaco durante la misa (Gtres)

La que sorprendió por su elegancia fue una embarazadísima Beatrice Borromeo, acompañada por Pierre Casiraghi. La joven lució un abrigo de color crudo con un bolso a juego y optó por el pelo largo en lugar de sus habituales recogidos. Una muestra de estilo a la que tiene acostumbrados a los habitantes del Principado, que siempre miran con curiosidad a los Grimaldi en este día que también es todo un escaparate para la Casa Real de Mónaco.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon