Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El marques de Griñón y su rejuvenecimiento a lo Benjamin Button

Vanitatis Vanitatis 11/07/2016 Paloma Barrientos

El marqués de Griñón es otra personas desde que conoció a Esther Doña. Ha cambiado su vida radicalmente y los amigos y familiares están asombrados de algunas de sus decisiones. Una de ellas fue inscribirse como pareja de hecho. En aquel momento aseguró a Vanitatis que “no tiene nada que ver con el matrimonio, ni con títulos ni con nada, sino con implicaciones fiscales y de negocios”. El caso es que guste o no Esther Doña tiene unos derechos legales adquiridos y, según parece, el siguiente paso podría ser el matrimonio en otoño. Al menos eso afirman ante el cambio estructural que ha dado su existencia.

Y no solo en lo que se refiere a la vida sentimental, sino también al aspecto físico, donde su pareja ha tenido mucho que ver. La diferencia de edad no es un impedimento para el enamoramiento. El marques tiene 80 años y Esther por fin confesó los 38 reales y no los 42 que aseguró Carlos Falco que tenía cuando oficializó su noviazgo.

Esther Doña en un fotomontaje realizado en Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Esther Doña en un fotomontaje realizado en Vanitatis

[Lee aquí: Desmontando a Esther Doña, la nueva novia de Carlos Falcó]

Una de las primeras cosas que hizo fue un implante capilar, asesorado por Doña, que en sus inicios tuvo un centro de estética cerca de la Gran Vía para hombres y mujeres y, por lo tanto, tiene conocimientos de belleza y estética. El tratamiento se hizo en la clínica que dirigen los doctores Millán y Vila Rovira. La propia Esther fue la encargada de aconsejar a su novio cuál era la mejor opción capilar. Lo primero fue elegir entre afeitarse la cabeza completamente o ir poco a poco. Esther prefirió que fuera rápido y así lo hizo el especialista doctor Millán. El marqués de Griñón no tuvo dudas y aceptó también el segundo reto propuesto por su novia.

Feliz y enamorado, Falcó ha decidido que quiere mantener un buen aspecto. Y como ya lo siente por dentro, lo ha buscado también por fuera. Primero fue el implante capilar y ahora unos arreglos estéticos realizados en el mismo centro médico. Una de las cosas que se notarán a primera vista será la eliminación de las bolsas de los ojos. Lo que ha buscado el padre de Tamara no es convertirse en el protagonista de la película 'El curioso caso de Benjamin Button', sino aparecer con un aspecto rejuvenecido, como también ha hecho Mario Vargas Llosa. En el caso del Nobel, aconsejado por Isabel Preysler, que domina el sector del rejuvenecimiento desde hace años y ha acudido en varias ocasiones al centro de belleza propiedad de Massi y Nasrin Massumeh.

Y si Carlos Falcó ha cambiado de vida, su novia también lo ha hecho de una manera drástica. Cuentas sus amistades que nunca había sido de encerrarse en el campo como ha optado. Ella era más de fiestas de calle y discotecas. Dada su juventud y al no tener hijos con ninguno de sus dos maridos, tiene pocas responsabilidades. Y lo único que ahora quiere es encargarse las veinticuatro horas de su pareja.

El día que Carlos Falcó presentó a su novia a Marichalar (Ver galería) © Proporcionado por Vanitatis El día que Carlos Falcó presentó a su novia a Marichalar (Ver galería)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon