Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El misterioso encuentro de Javier Merino con una joven rubia

Vanitatis Vanitatis 04/05/2016 A.Parrado

Aeropuerto de Ibiza. Fin de semana del 23-24 de abril. Javier Merino conversa con cierta cordialidad con una joven y bella rubia. La escena no pasa desapercibida para nuestro interlocutor: “El otro día vi al exmarido de Mar Flores acompañado de una joven. Ambos estaban hablando con familiaridad. Ella era rubia y muy guapa”. Saltan las alarmas. Merino, recién separado, acompañado en Ibiza por una chica. Si mucho se ha hablado y escrito de supuestas infidelidades en la separación entre Mar Flores y el empresario, esta escena no hacía más que avivar esa teoría.

Así han sido los 18 años de amor de la pareja (Ver galería) © Proporcionado por Vanitatis Así han sido los 18 años de amor de la pareja (Ver galería)

Mientras esto ocurría en la isla pitiusa, a miles de kilómetros, en otra isla, Mar Flores 'desconectaba' de la ola informativa que se ha levantado tras su separación. En la República Dominicana la modelo descansaba y aprovechaba para visitar un taller de señoras artesanas que tejen para su marca de bolsos. Bueno, eso creíamos, porque ahora se ha sabido que luego se marchó a Bogotá, donde se la pudo ver (y fotografiar) con un misterioso empresario colombiano.

Pero estábamos con Javier Merino. Tras recibir dicha llamada, Vanitatis se pone en contacto con el empresario para contrastar la información. Nos confirma que esos días estuvo en Ibiza, pero no recuerda que se le hubiera podido ver con una chica. “¿Una joven rubia?”, pregunta Merino. “¿Y dónde dice que nos vieron?”. Cuando se le subraya que en el aeropuerto de Ibiza, refresca la memoria: “¡Ah, vale! Ya recuerdo. Era una azafata. No hay nada más. Por mis continuos viajes a Ibiza al final terminas coincidiendo en muchos vuelos con la misma tripulación y con esa joven en cuestión coincido a menudo y al cruzarse conmigo en el aeropuerto vino a saludarme. Estuvimos hablando un par de minutos y ya está. Es cierto que no iba con el uniforme y por eso quien viera la escena no se percató de que se trataba de una azafata, pero, de verdad, no le deis más importancia”. No se la daremos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon