Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El nuevo Arturo Requejo, la tabla de salvación de una arruinada Merche

Vanitatis Vanitatis 02/07/2016 M. Bolonio

Angustiada y destrozada. Así se encuentra Merche después de conocer que una mala gestión por parte de personas de su entorno le ha hecho acumular una deuda millonaria con Hacienda a la que actualmente trata de hacer frente como puede. Las personas en las que depositó toda su confianza para que controlasen sus cuentas la han traicionado y ahora la Agencia Tributaria le reclama hasta un millón de euros, una cuantía ya de por sí elevada que además va 'in crescendo' debido a los intereses de demora, según la información adelantada por 'Diez Minutos'. La peor consecuencia que puede derivar de esta mala noticia es que la artista podría perder su espectacular casa de Villaviciosa de Odón y también la de su madre, ambas en concurso de acreedores tras la deuda. En el caso de que el peor desenlace se produjese y Merche tuviera que abandonar su residencia, tiene un plan B: trasladarse a la casa de Arturo Requejo, su pareja, una vivienda situada en la sierra de Madrid y que Arturo ya reformó hace un par de años para convertirla en la casa de sus sueños.

[Lee aquí: Así es el casoplón que Merche está a punto de perder por una deuda millonaria]

Arturo Requejo y Merche (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Arturo Requejo y Merche (Gtres)

Pero la remodelación de su inmueble no es lo único que Arturo ha 'reformado' en los últimos años. Su amor por Merche fue capaz de apaciguar sus instintos de seducción, esos que le hicieron protagonista de la undécima edición de 'Gran Hermano' gracias a sus 'affaires' con Indira, Carol y Tatiana, tres concursantes del 'reality'. Se ganó, gracias a sus jueguecitos en la piscina con una de las chicas, el apodo de 'delfín', pero fue conocer a Merche y aquellas simpáticas anécdotas pasaron a la historia. Tanto es así que ese donostiarra que presumía de tener hijos repartidos por todo el mundo –tiene uno que es americano-francés, otra americana-mexicana y otro afroamericano– ahora es la tabla de salvación de su novia y su hija, Ambika, de cinco años, a la que quiere y cuida como propia.

Cuando Arturo y Merche iniciaron su relación en el verano de 2013, ella ya había iniciado el proceso de adopción y cuando la niña llegó a España, la suya era ya una relación consolidada. Desde el primer momento Arturo ejerció de padre y, según desvela Kiko Hernández en su blog, la niña y él guardan una relación muy estrecha. “Esto es lo que me da fuerzas para todo”, dice Arturo en una tierna imagen en la que la pequeña le abraza y le da un beso. Pero no es la única imagen que tiene con la pequeña. Son constantes las referencias a ella en una conocida red social e incluso cuelga fotos del primer diente de leche que se le ha caído a la pequeña o desvela algunas de sus ocurrencias más simpáticas.

'El confesionario de Kiko' © Proporcionado por Vanitatis 'El confesionario de Kiko'

Y es que la implicación de Arturo con Ambika es tal que se atreve incluso a discutir con su pediatra el uso de las vacunas infantiles. Desde hace unos años la vida del exconsursante gira en torno a la ecología y trata de usar el mayor número de productos naturales posible. “Hay que salir de Matrix! Luego nos ponen en el telediario que se ha muerto un niño por no estar vacunado (que es mentira) y nos cagamos. Yo lo que digo… Si te pones enfermo, que te curen, pero llenarse el cuerpo para 'prevenir', porque ni tan siquiera son eficaces… Le dije a la pediatra que estaba en contra de las vacunas. Me dice: 'Si no vacunas a tu hija no te la puedo aceptar en mi consulta' y le digo: '¿Por qué?'. 'Porque si tu hija viene infectada me puede contagiar a otros niños'. 'Pero si los otros niños están vacunados, ¿no?', le digo. 'Pero las vacunas no son al 100% seguras', me dice”, explica Arturo.

Merche con Ambika (Instagram) © Proporcionado por Vanitatis Merche con Ambika (Instagram)

Pero su afán por lo natural no queda ahí. Desde hace cuatro años intenta comer poca carne, cocina con ingredientes ecológicos, fabrica su propio jarabe casero para la tos de Ambika, su propio jabón y hasta las toallitas desmaquilladoras que usa Merche.

Además, el vasco también saca tiempo para su trabajo como productor y técnico de sonido (ha llegado incluso a trabajar para Merche) y, sobre todo, para su familia, a la que está entregado en cuerpo y alma. Ahora con la difícil situación que atraviesa su chica, más todavía. Él, la pequeña Ambika y el club de fans de la cantante son los únicos motivos de la gaditana para sonreír.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon