Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El príncipe Carlos de Inglaterra se pone a jugar a los médicos

Zeleb.es Zeleb.es 16/12/2015
carlos-de-inglaterra-comprueba-si-todo-va-bien-en-el-maniqui © zeleb.es carlos-de-inglaterra-comprueba-si-todo-va-bien-en-el-maniqui

El príncipe Carlos de Inglaterra ha sacado a la luz una de sus vocaciones más ocultas, pues nunca había dado muestras de estar interesado por el ámbito sanitario. Sin embargo, el eterno heredero al trono de Inglaterra visitó este martes un centro hospitalario y se lanzó a auscultar a uno de los pacientes con un estetoscopio.

Lo más curioso de la escena no es solo ver a un heredero haciéndoselas de médico sino que el supuesto paciente era en realidad un muñeco, lo que describía una escena extraña. Primero porque el royal iba de perfecto traje, lo que no le daba el aspecto más sanitario que se pudiera imaginar; además el Príncipe no está acostumbrado a interpretar lo que pueda padecer un enfermo, y la cara de extrañeza que mostraba era absoluta. 

Otro de los detalles que construían una escena surrealista era el aspecto del muñeco en sí. Blanco, mirando fijamente al heredero, con una peluca de media melena castaña nada creíble, en conjunto era una especie de Michael Jackson resucitado, de cara afilada también, que había puesto su futuro inerte e infinito en manos de semejante personalidad. 

carlos-de-inglaterra-ante-el-maniqui-y-un-estudiante,-estetoscopio-en-mano © Proporcionado por Zeleb.es carlos-de-inglaterra-ante-el-maniqui-y-un-estudiante,-estetoscopio-en-mano

En realidad el príncipe Carlos protagonizó esta escena mientras visitaba el Keir Hardie University Health Park, un hospital universitario que inauguraba su nueva unidad, en la que se han invertido 35 millones de libras (unos 48 millones de euros). De hecho, el maniquí estaba ahí no para que el heredero se hiciera la foto (que también) sino que se trata de un humanoide de alta tecnología que imita y reproduce los síntomas de una persona que padezca una enfermedad grave. 

Más tuvieron que poner de su parte tres jóvenes estudiantes. Como señala el Daily Mail, Shaffi Batchelor, de 21 años, John Lynch, de la misma edad, y Lucy Jawad, de un año menos, mostraron sus habilidades médicas ante la atenta mirada de Carlos de Inglaterra. Fue entonces cuando el royal no pudo evitar el ponerse manos a la obra con el "juguetito". 

El centro médico inaugurado cuenta también con un espacio dedicado únicamente a la formación en el que se han invertido casi cuatro millones de euros y que disfrutaran cada año unos 90 estudiantes. Es ahí donde se utilizarán estos maniquíes para que los jóvenes hagan prácticas con ellos, situándose en los escenarios más reales posibles hasta que terminen la carrera. Sobre ello, según recoge la citada publicación, Batchelor explicó: "Es un buen sistema porque podemos coger un montón de experiencia y práctica para cuando nos toque llegar a los pacientes reales".

Los allí presentes también quisieron aprovechar la visita del royal para reclamar mejoras de otro tipo, como una mayor intensificación de los servicios de fisioterapeuta, pues actualmente no funciona los siete días de la semana y hay gente que lo necesita. De hecho, estando en un hospital salió a relucir el tema de la esperanza de vida y una mujer, divertida, afirmó que esperaba vivir hasta los 104 años para poder ver a Carlos convertido en rey. Desde luego, las mejoras de los servicios sanitarios ayudarán a que llegue a esa edad.

Fotos: Gtres.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Zeleb

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon