Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Rey preside el emotivo funeral en memoria del Duque de Medinaceli

¡Hola! ¡Hola! 07/09/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/realeza/casa_espanola/2016090788192/rey-funeral-duque-medinaceli/0-388-376/alicia-koplowitz-europa1a-a.jpg

http://www.hola.com/imagenes/realeza/casa_espanola/2016090788192/rey-funeral-duque-medinaceli/0-388-376/alicia-koplowitz-europa1a-a.jpg
© Proporcionado por Hola

Alrededor de las ocho de la tarde el rey Felipe VIllegaba solo a la basílica de Jesús de Medinaceli en Madrid, donde tuvo lugar el funeral en memoria de Marco von Hohenlohe-Langenburg y de Medina, XIX duque de Medinaceli. Felipe VI presidió el acto que no estaba previsto en la agenda de Casa Real y al que asistieron numerosos miembros de la sociedad y nobleza española.

VER GALERÍA

A las puertas del templo, el Rey fue recibido por Pablo y Flavia de Hohenlohe, hermanos del fallecido, con quienes se fundió en un afectuoso abrazo. Ya en el interior de la basílica, don Felipe siguió la misa, una ceremonia solemne aunque cargada de emotividad, desde el primer banco de la iglesia en el que se sentó junto a los hermanos de Marco de Hohenlohe y los hijos del difunto, Victoria Elisabeth von Hohenlohe-Langenburg, condesa de Ofalia y heredera del título, y Alexander, ambos fruto de su matrimonio con Sandra Schmidt-Polex, de la que el duque se divorció en el 2004.

VER GALERÍA

Marco de Hohenhole, duque de Medinaceli, falleció en la madrugada del pasado 19 de agosto en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla con apenas 54 años de edad. Marco ostentaba el ducado de Medinaceli, uno de los títulos de nobleza más importantes de España, desde el año 2014, tras el fallecimiento de su abuela, Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa. Tras su fallecimiento, y según ha confirmado la fundación, será su hija mayor, Victoria Elisabeth von Hohenlohe-Langenburg, recibirá, con menos de 20 años, el título de Duquesa de Medinaceli uno de los títulos nobiliarios más antiguos e importantes de España.

VER GALERÍA

Entre los asistentes que quisieron dar el último adiós al difunto duque de Medinaceli destacó la presencia de Alfonso Martínez de Irujo, Alicia Koplowitz, Miriam Ungria, Nora de Liechtenstein, Tessa de Baviera, Ana Gamazo, Jaime de Marichalar, Alfonso de Borbón y su mujer Eugenia Silva, Javier Fitz-James Soto, Carlos Falcó con su pareja Esther Doña, Pilar Medina Sidonia, y Jose Miguel Fernandez Satrón, entre otros.

El pasado 19 de agosto con motivo de su fallecimiento se celebró una misa corpore insepulto de Marco von Hohenlohe-Langenburg y de Medina, XIX duque de Medinaceli, en el sevillano palacio de los Medinaceli conocido como Casa de Pilatos, al que asistieron los dos hijos del fallecido, así como Naty Abascal acompañado por su hijo Rafael Medina y la esposa de este, Laura Vecino.

-Los Medinaceli, una noble familia descendiente de los Reyes de Castilla

-Con menos de 20 años, Victoria de Hohenlohe recibirá uno de los títulos nobiliarios más importantes y antiguos de España

-Emotivo funeral en memoria de Marco de Hohenlohe, XIX Duque de Medinaceli

VER GALERÍA

La muerte del último Duque de Medinaceli, Marco Hohenlohe Medina, se ha producido tres años después del fallecimiento de su abuela, Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa. La duquesa de Medinaceli compartió protagonismo en la segunda mitad del siglo XX con Cayetana Fitz-James Stuart, Alba; Luisa Isabel Álvarez de Toledo, Medina Sidonia; y Ángela María de Solís-Beaumount, duquesa de Arcos y heredera de Osuna. Estaba en posesión de más de cuarenta títulos nobiliarios, once de ellos con grandeza de España, lo que la convertía en la segunda mujer con más títulos de España, por detrás de su gran amiga, la duquesa de Alba. Victoria Eugenia era una mujer que unió siempre la discreción a una labor muy activa en la vida cultural y social de la capital andaluza gracias a la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, y gozó de un gran reconocimiento en la ciudad de Sevilla, donde impulsó numerosas actividades, convirtiendo el palacio familiar en centro ineludible de reunión a mediados del pasado siglo.

Los Medinaceli, junto a los Alba, los Osuna y los Medina Sidonia, representan el núcleo duro de la nobleza de nuestro país. Según el historiador José Miguel Carrillo Albornoz, autor del libro Duquesas, “aunque se hable más de la Casa de Alba, la de Medinaceli es más prominente porque por su linaje y sangre es la heredera de la primogenitura real de la corona de Castilla, y desde siempre, en España, los duques de Medinaceli han sido los primeros entre los grandes”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon