Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El romance exprés de la sobrina de Lady Di con un presentador del tiempo

Vanitatis Vanitatis 09/01/2016 J. Madrid
Kitty Spencer y James Tobin (derecha) juntos en su perfil de Instagram © Proporcionado por Vanitatis Kitty Spencer y James Tobin (derecha) juntos en su perfil de Instagram

Nunca ha sido muy asidua de los tabloides. Algunos británicos incluso se preguntan, no sin cierta razón, quién es la sobrina de la fallecida Diana de Gales cada vez que otean su nombre en alguna página 'rosa'. Sin embargo, Kitty Spencer sí que aparece, de cuando en cuando, en los medios de comunicación como la hija más rebelde y contestataria del conde Spencer. Esta semana, algunos de esos periodistas acostumbrados a ponerle a la joven nombre y apellidos, se han hecho eco de las novedades de su cuenta de Instagram, en la que esta semana aparece con un presentador del tiempo australiano llamado James Tobin.

Los rumores sobre una posible relación entre la noble rebelde y el presentador televisivo surgieron el pasado mes de noviembre, cuando ambos fueron vistos paseando por Bondi Beach. Además, él la acompañó al enlace de una amiga de ella, lo cual hizo que se diese como cierto un acercamiento amoroso entre ambos, que finalmente ha sido confirmado estos días en los que la joven ha subido una foto en la que aparece junto a él degustando una comida con amigos en Melbourne.

James Tobin © Proporcionado por Vanitatis James Tobin

Varias fotografías en Instagram después han hecho que los medios australianos también den por cierta la relación y se pongan a hacer una cronología de cómo y de qué forma se inició. Al parecer, fue el pasado noviembre, hace apenas dos meses, cuando el presentador televisivo y la sobrina de Diana

se conocieron en un evento de la Melbourne Cup.

Desde entonces, no sólo fueron vistos paseando por la playa sino también en varias reuniones de amigos. Poco tiempo después,

el guapo Tobin, idolatrado por sus ojos claros y su aspecto de galán catódico

, acompañaba a Kitty a la boda de una de sus mejores amigas, que se celebraba en Sudáfrica, precisamente el lugar de residencia de la madre y los hermanos de ella. El romance se fraguaba con la velocidad del rayo.

Pese a que no ha sido hasta estos días cuando se ha confirmado que ambos jóvenes están juntos, las habladurías sobre el romance también incluían una incógnita: ¿qué había pasado con Nicolás Barattieri di San Pietro? Ese es el nombre del empresario de 44 años con el que al parecer salía la sobrina de Diana de Gales hasta hace muy poco tiempo. Hayan roto o no, lo cierto es que hoy por hoy, el corazón de Kitty Spencer, la rebelde de su familia, está ocupado por un rostro televisivo que, gracias a esta relación, ha hecho que muchos más australianos y australianas (el país de origen del joven) no despeguen sus ojos de la pequeña pantalla cada vez que aparece indicándoles si hará sol o estará nublado en el país de los canguros.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon