Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Supremo le quita el título de marqués de Casa Ferrandell a un cuñado del ministro Méndez de Vigo

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 21/12/2016 Mayka Paniagua

Ha sido el Tribunal Supremo quien ha puesto punto final a una batalla judicial de Ramón Maroto y Cotoner con sus primas María Victoria y Natalia. Hablamos con la actual marquesa de Casa Ferrandell.

Esta historia les habla del marquesado de Casa Ferrandell, cuyos orígenes se remontan al 5 de agosto de 1790, cuando el rey Carlos IV decide premiar a José Ignacio Ferrandell y Guall-Moix, diputado y regidor perpetuo de Palma de Mallorca, con un título que por aquella época se llamaba marquesado de la Cueva. Dicen que aquella primera denominación respondía a la localidad mallorquina de la Cove de Valldemosa, lugar en el que las familias Ferrandell y Gual-Moix tenían extensas propiedades rústicas. Cuentan expertos en estas lides que no eran una de las familias más ricas, pero sí de las que lograron abrirse camino en la sociedad mallorquina incrementando su patrimonio con varias fincas como Alcúdia-Arrom y Galatzo. Aún quedan vestigios de su herencia en el centro de Palma.

El nieto del fundador de la Falange que ha dicho 'no' a un título nobiliario (Leer noticia) © Proporcionado por Vanitatis El nieto del fundador de la Falange que ha dicho 'no' a un título nobiliario (Leer noticia)

A lo largo de los años se han sucedido diversas pugnas familiares, con tribunales de por medio, para reclamar su titularidad. La última en 2010. En ese año el título lo ostentaba María Victoria Maroto y de Mesa, casada con Pablo Donatelli Jordi, en virtud de una orden de sucesión que data de 1966. Sin embargo, su primo hermano, Ramón Maroto y Cotoner, concuñado del portavoz del Gobierno de España y ministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo y Montojo (IX barón de Claret), consiguió que María Victoria le cediera el título. Y aunque luego hubo arrepentimiento, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Manacor ya había dictado sentencia: que el marquesado pasase a manos de Ramón, dejando así a sus hijos sin título que heredar.

María Victoria no opuso resistencia, pero sí Natalia Maroto, su hermana, de 66 años, quien decidió litigar. “Primero me puse a llorar y luego entablé batalla para recuperar un título antiquísimo que data de los Reyes de Aragón. Mi hermana lo llevó 42 años, pero se empeñó en cedérselo sin razón y por causas que solo ella sabe a Ramón. Pensaron que yo no tendría fuerzas para sostener esta lucha, pero he sostenido seis juicios de genealogía y, al final, he ganado. He devuelto el honor a mis padres”, relata a Vanitatis.

La lucha por el marquesado de Núñez: tres cadáveres y un tesoro inmobiliario (Leer noticia) © Proporcionado por Vanitatis La lucha por el marquesado de Núñez: tres cadáveres y un tesoro inmobiliario (Leer noticia)

Para esta mujer de 66 años no se trataba de una herencia, ni de propiedades, sino de devolver la dignidad y justicia a su familia e impedir que el marquesado quedara en manos de una persona que, a su juicio y el del Tribunal, no le correspondía. “El título tiene que seguir la línea sucesoria y ahora, por fin, lo hace. He ganado todos los juicios. Al oponerme a la sucesión con todos mis derechos, mi hermana no pudo cedérselo y yo he ganado y con ella mi familia”, explica. La resolución judicial fue recurrida una y otra vez hasta llegar al Tribunal Supremo, que dictó finalmente sentencia firme a favor de Natalia.

Victoria se casó y tuvo hijos. Natalia es viuda y no tiene descendencia, así que sabe que cuando muera, el marquesado volverá a pasar a uno de los hijos de su hermana. Mientras, los libros oficiales ya han dado buena cuenta de este traspaso y el BOE lo ha hecho oficial con las habituales palabras protocolarias usadas en esos casos: “De conformidad con lo previsto en el artículo 10 del Real Decreto de 13 de noviembre de 1922, este Ministerio, en nombre de S. M. el Rey y en ejecución de la sentencia firme dictada por la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo, ha tenido a bien disponer revocar la Orden de 21 de mayo de 2010 por la que se mandó expedir Real Carta de Sucesión a favor de don Ramón Maroto y Cotoner y expedir, sin perjuicio de tercero de mejor derecho, Real Carta de Sucesión en el título de Marqués de Casa Ferrandell, con Grandeza de España, a favor de doña Natalia Maroto de Mesa”. Dicho queda.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon