Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El triángulo amoroso del presidente de Portugal

Vanitatis Vanitatis 27/08/2016 M. B.

Por primera vez en 42 años Portugal no tiene primera dama. El pasado mes de marzo Marcelo Rebelo de Sousa se imponía en las urnas y se proclamaba presidente de la República lusa, pero él no celebró el triunfo con ninguna mujer, al menos de cara a la galería. Lo cierto es que el político está felizmente enamorado, pero su historia de amor dista de la de otros dirigentes y por eso prefiere desterrar ese término de primera dama y asumir la presidencia en solitario. Su extraña situación sentimental lleva meses siendo vox pópuli en el país vecino y esta semana una nueva portada ha vuelto a poner el foco sobre el presidente, que, por cierto, no lleva nada bien la expectación mediática que levanta en cierto tipo de prensa.

Portada de la revista Flash © Proporcionado por Vanitatis Portada de la revista Flash

“Polémico divorcio”, titula la revista 'Flash' en la portada de su última edición. La publicación rescata el pasado sentimental de Marcelo Rebelo de Sousa y asegura que su mujer, Cristina Motta Veiga, le ha pedido el divorcio pero él se ha negado. ¿El motivo? Sus fuertes convicciones religiosas. El político se niega a concederle el divorcio a su mujer, a pesar de que él mantiene una consolidada relación con la abogada Rita Amaral Cabral desde 1982.

Pero repasemos la historia de este par de enamorados para entender el presente. Marcelo se casó con Cristina Motta el 22 de julio de 1972. La había conocido con solo 16 años y, aunque ella tenía novio, aceptó bailar con él en una fiesta y empezar a salir con Marcelo. Su matrimonio duró apenas 8 años y en 1980 decidieron tomar caminos por separado. Padres de dos hijos, su ruptura fue cordial y para el político Cristina siempre sería su primera y única esposa. “No me volveré a casar”, se repitió a sí mismo en varias ocasiones.

Portadas de la prensa portuguesa © Proporcionado por Vanitatis Portadas de la prensa portuguesa

Y ha sido fiel a sus convicciones. En 1982 conoció a la que es hoy su pareja, Rita Amaral do Cabral. Mantienen una sólida relación que ya dura más de tres décadas, pero ni viven juntos ni planean formalizar su unión. “No voy a casarme. La Iglesia Católica no acepta el divorcio y estoy de acuerdo con ello. De hecho, rechazo pedir la anulación del primer matrimonio”, ha declarado Marcelo en alguna ocasión. Sin embargo, su primera mujer, Cristina, sí quiere rehacer su vida y volver a darse el sí, quiero, algo que se le acaba de complicar con la nueva negativa de su marido.

Los Reyes en la visita oficial con el presidente de Portugal (sin primera dama) © Proporcionado por Vanitatis Los Reyes en la visita oficial con el presidente de Portugal (sin primera dama)

Por su parte, Rita, la actual pareja de Marcelo, parece feliz y muy cómoda con la situación sentimental que ambos mantienen. Respeta las convicciones de su novio y no entra en sus planes casarse con él. Como Marcelo, lleva con dificultad la persecución de los paparazzi y el hecho de que su vida privada despierte tanto interés. No es para menos. Proviene de una familia pudiente de Portugal –que acepta con recelo su relación con el Presidente– y es hermana de María da Luz Amaral, exmujer de Miguel Paes do Amaral, muy conocido en España por su estrecha relación con la empresaria Alicia Koplowitz.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon