Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'vini vidi vinci' de Esperanza Aguirre con los capones navideños

Vanitatis Vanitatis 15/12/2015 Paloma Barrientos

La subasta benéfica de capones Cascajares se ha convertido en un clásico previo a la Navidad, como lo es Raphael y su tamborilero, Ramón García y su capa en el balcón de la puerta del Sol de Madrid dando las uvas o el anuncio del hijo que vuelve a casa en estas fechas y que siempre hace llorar. Es un encuentro indispensable donde en cada edición se van sumando más caras conocidas.

Este año se pudo ver a Esperanza Aguirre, Miriam Ungria y su hijo Boris, que desde que falleció su padre ocupa el primer lugar en la línea sucesoria a la depuesta monarquía búlgara tras el rey Simeón, Juncal Rivero, Michi Primo de Rivera siempre al quite, Julio Ayesa, la marquesa de Vega de Anzo, Gema Ruiz Cuadrado, Flavia Hohenlohe, que ejerció de subastadora de lujo, y Josemi Rodriguez Sieiro, que no solo es patrono de la Fundación Cascajares sino el impulsor de la convocatoria social. De hecho, uno de los diez capones que se encontraban en el salón Real del hotel Ritz observando desde sus atalayas cómo los convocados levantaban la mano elevando su valor llevaba su nombre.

Esperanza Aguirre junto a Juncal Rivero y Alfonso Jiménez © Proporcionado por Vanitatis Esperanza Aguirre junto a Juncal Rivero y Alfonso Jiménez

Justamente el ave Rodríguez Sieiro fue uno de los que alcanzó un mayor precio: 2.300 euros, sólo superado por Pepe, un capón de plumas color bronce y de aspecto chulángano que se cotizó a 2.900 euros, casi al precio de un lingote del banco de España. También estuvieron en el cuadro de honor Samy, llamado así en homenaje a Samatha Vallejo-Nágera, presentadora del acto, y que alcanzó un precio final de 2.100 euros. Todo el dinero recaudado va directamente a la Fundación Prodis, que lo destina a financiar la inclusión laboral de cinco jóvenes con discapacidad intelectual. El reto es que acudan a la universidad.

Esta fiesta social se organiza todos los años en hotel Ritz, donde se ha alojado estos días el actor Alec Baldwin con su mujer española y sus dos hijos. Seguramente si hubiera coincidido con su estancia habría pujado por el capón. El ex de Kim Bassinger se ha enamorado del país de su mujer, le gusta nuestra gastronomía y lo demuestra cada vez que acude a un restaurante de comida tradicional, donde deja los platos más limpios que en el lavavajillas. Incluso ha anunciado que quiere comprarse una casa en esta zona noble de Madrid con vistas a El Retiro. Mientras se lo piensa, se instala en el Ritz, el hotel preferido por el Rey emérito Juan Carlos para tomar cañas con su hija, la infanta Elena. Cuando ejercía lo hacía al menos una vez al mes, ahora prefiere ejercer de 'españoles por el mundo'.

Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera durante la subasta © Proporcionado por Vanitatis Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera durante la subasta

No pudo ver el debate electoral

Alec Baldwin se lo perdió, pero no Esperanza Aguirre, que llegó tarde, durante el transcurso de la subasta, pero que se convirtió en una de las protagonistas. Se perdió la espectacular y sorprendente actuación de Jorge Blass, el mago español al que David Copperfield le ha comprado los derechos de varios de sus trucos, porque había estado previamente en el homenaje al actor y dramaturgo Albert Boadella. Una vez finalizado el acto de los capones solidarios, la expresidenta de la Comunidad de Madrid se marchó a la cena organizada para el autor de 'Ubu president', una obra premonitoria de lo que acabaría siendo Jordi Pujol y sus hijos, ahora imputados. Al preguntarle si no tenía intención de ver el debate que enfrentaba al presidente Rajoy y al líder de la oposición, Pedro Sánchez, esa noche no pensó demasiado la respuesta: “Seguro que en el restaurante hay alguna televisión”. Solo le faltó añadir que si no lo hubiera tampoco pasaría nada.

Aguirre ya tiene organizadas las Navidades: “La Nochebuena la pasaré en casa de mi madre, con los Aguirre y Gil de Biedma; el 25, con la familia de mi marido; y Fin de Año me voy al campo con mis hijos y mis cinco nietos".

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon