Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Empresarios, políticos y aristócratas, los protagonistas de las subastas de purasangres

Vanitatis Vanitatis 25/10/2016 Enrique Redondo de Lope

Si hay un mundo de 'glamour' y tradición, ese es el de las carreras de caballos. Y si hay un acontecimiento social, divertido y fascinante a los ojos de un profano dentro del mundo de las carreras de caballos, sin duda son las subastas de los potros, donde los propietarios pujan por hacerse con el que esperan sea el próximo campeón.

Y eso es lo que se llevó a cabo el sábado pasado en el Hipódromo de la Zarzuela de Madrid. Si los domingos de carreras el hipódromo se convierte en un lugar de reunión familiar, muy distinto es el aspecto que ofrecía este sábado. Personas con poder (adquisitivo sobre todo) dispuestos a pujar por los más de 60 caballos que salieron al 'ring' para ser adjudicados al mejor postor.

Vista general de la subasta de este sábado en Madrid (Foto: Enrique Redondo de Lope) © Proporcionado por Vanitatis Vista general de la subasta de este sábado en Madrid (Foto: Enrique Redondo de Lope)

Una subasta de purasangres de carreras no es un acontecimiento para ver y ser visto, como puede ser un partido de polo o mismamente una jornada de carreras. Aquí hay en juego dinero, mucho dinero, pero sobre todo prestigio. Y orgullo. Empresarios como Roberto White (productor de espectáculos musicales) o altos ejecutivos como Antonio García Ferrer (vicepresidente y factótum de la empresa ACS) rivalizan a la hora de hacerse con el mejor potro, el caballo que en los próximos años les haga ganar las carreras más señeras del calendario español, tanto en Madrid como en las pistas del Hipódromo de Lasarte en San Sebastián.

La sobrina de la infanta Margarita al frente del hipódromo

Pero no solo gente del mundo de los negocios está involucrada en este campo, ya que la relación de las carreras de caballos con la sangre azul siempre ha sido muy estrecha. Si en Inglaterra la reina Isabel es una gran aficionada y propietaria, en España tenemos a Faina Zurita de Ussía, sobrina de la infanta Margarita de Borbón, que en la actualidad es la presidenta del Hipódromo de la Zarzuela de Madrid. Zurita es su mejor relaciones públicas, con su eterna y cosmopolita sonrisa, solo al alcance de quienes se saben estupendos desde la cuna. Otro aristócrata ligado a los purasangres es el marido de Blanca Suelves, Joannes Osorio y Beltrán de Lis, varias veces grande de España, que luce con orgullo el título de duque de Alburquerque y cuya afición al mundo del purasangre heredada de su padre, un mítico jinete, le ha llevado a ser propietario, criador y uno de los preparadores de caballos de carreras más reconocidos.

También la política tiene su hueco en este mundo de sombras chinescas, rivalidades y apariencias. Es habitual encontrarse en los 'padocks' de los hipódromos españoles a políticos como el siempre elegante y comedido Íñigo Méndez de Vigo (ministro de Educación y Cultura), gran aficionado y orgulloso propietario de un ganador hace pocos años del Derby español (una de las pruebas de más prestigio del calendario hípico español), o al filósofo y político Fernando Savater, admirable y admirado, que se vanagloria de no haber dejado de acudir a ver en vivo el famoso Derby de Epsom desde hace más de 30 años.

Más de medio millón de euros en dos horas

Uno de los ejemplares subastados este sábado (Foto: Enrique Redondo de Lope) © Proporcionado por Vanitatis Uno de los ejemplares subastados este sábado (Foto: Enrique Redondo de Lope)

En la subasta se guardan las formas, pero la expectación entre el público es más que patente. Por un lado los nervios contenidos de los criadores de los animales, que verán cómo su trabajo de varios años se valorará en unos pocos minutos, y por otro los posibles propietarios que no gustan de mostrar sus preferencias, ocultando sus futuras pujas. Los mejores potros españoles llegados de centros de cría repartidos por la península ibérica, y un puñado de caballos nacidos en Inglaterra y Francia, que se reúnen una vez al año para mostrarse y ser admirados, cual modelos en una pasarela, a los ojos de los que pronto serán sus propietarios.

Este sábado se movió más de medio millón de euros en menos de dos horas, llegando a rematar el empresario Íñigo Gómez Pineda varios caballos en más de 35.000 euros cada uno. Hay que recordar que hasta mediados de 2017 no se podrán ver en pista estos ejemplares, a los que se podría denominar como los Formula 1 de los caballos, tan brillantes como delicados. Pero hasta ese momento todos los flamantes adjudicatarios de la subasta pensarán que en su cuadra tienen a la estrella del 2017, el caballo que hará palidecer de envidia a sus rivales en este circo de vanidades denominado con el anglicismo de 'turf'.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon