Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En invierno, el jardín también existe

¡Hola! ¡Hola! 18/01/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Aunque la primavera y el verano son la época propicia para convertir el jardín o la terraza en otra estancia más de la casa, esto no significa que el resto del año no podamos aprovecharlos y disfrutarlos. Lo cierto es que si está bien preparado puede darte mucho juego, especialmente en los días soleados.

Lee: Así podrás lucir terraza en invierno

Exteriores que se adaptan a las estaciones

Lo ideal es que el diseño de nuestro exterior vaya en sintonía con cada época del año y sea capaz de ofrecernos una estampa igual de bella en cada mes. “Los jardines en invierno diseñados con planta perenne suelen dar más vida al jardín. No obstante, los árboles de hoja caduca nos marcan mejor el paso de las estaciones. Para dar color en invierno se pueden utilizar arbustos de flor invernal, como la camelia, el brezo, el mambrillero de Japón o el rododendro. Sin olvidar a las gramíneas, muy de moda este año”, argumenta el paisajista Jesús Ibáñez (jesusibanez.com).

Lee: Un toque de elegancia y distinción para tu jardín

VER GALERÍA

Pon una pérgola en tu jardín

Y multiplica los metros de tu casa todo el año. Eso sí, como forman parte de la arquitectura del jardín, deben armonizar con el conjunto, dando sensación de unidad. Olvídate de las grandes estructuras que ‘comen’ metros visuales y no visuales. Adapta las estructuras a las dimensiones y al estilo. “Los mejores jardines para el invierno son los diseños clásicos a base de setos recortados, perspectivas y juegos geométricos. Convierte el frío en tu aliado. Piensa, por ejemplo, que la escarcha es un elemento gratuito, muy atractivo en esta época”, apunta Jesús Ibáñez. Para que sea más agradable estar allí, instala una estufa o una fuente de calor, que te permita disfrutar de un desayuno o una comida en un domingo soleado, aunque ‘fuera’ el termómetro marque 0ºC.

Lee: Si tienes jardín, apuesta por una pérgola o cenador

VER GALERÍA

Cerramientos: gana una habitación

Cerrar la terraza o el porche es una solución muy extendida, que te permitirá ganar un salón o un comedor de invierno. Lo ideal es que sea móvil, es decir, que te permita ‘atrincherarte’ calentito en invierno, pero que puedas abrir, eliminando las barreras visuales, en verano. Creando, de esta forma, la sensación de que estás fuera de casa, aunque en realidad estás dentro, gozando de todas las ventajas. Para decorar esta zona, elige mobiliario y accesorios aptos para el exterior, pero con una estética propia del interior de la casa, para lograr la fusión de este espacio con el resto de la casa.

Lee: Déjate aconsejar en la decoración y el cuidado de tu terraza

VER GALERÍA

Chapuzones todo el año: piscinas a salvo del frío

¿Quién no ha soñado alguna vez nadar en una piscina mientras la nieve cae sobre tu cabeza? Las cubiertas te permiten hacerlo, sin renunciar tampoco a una piscina abierta durante el verano, ya que al abrirlas, volverán a formar parte del exterior, sin cristaleras. Además, te ahorrarás tener que limpiar hojas.

VER GALERÍA

Y si no tienes piscina, también son una buena opción, ya que crean en tu jardín una especie de ‘burbuja’ , que se amolda a cada época del año y situación, protegiéndote del frío y de la lluvia. Algunas, además, se abren de manera que parece que no hay estructura ni cristales, logrando la fusión perfecta. Pueden adosarse directamente a la casa, como una prolongación de la misma, o hacerlo de forma paralela, creando sensación de un anexo.

Lee: No te pierdas esta espectacular vivienda de dos plantas con piscina cubierta

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon