Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Escándalo en Mónaco: Pauline Decruet 'pillada' en topless

Vanitatis Vanitatis 28/02/2016 M. Bolonio
© Externa

Gran escándalo para el príncipe Alberto de Mónaco”, titulan varias revistas italianas esta semana. Las imágenes de Pauline Ducruet, hija de Estefanía de Mónaco, haciendo topless en una playa de Australia han revolucionado a los italianos que ya empiezan a juzgar la actitud transgresora de las nuevas generaciones de los Grimaldi.

En las imágenes publicadas por la revista 'Diva e donna', que titula “El escándalo de la hija de Estefanía”, se puede apreciar a la joven Pauline, de 21 años, disfrutando de una jornada de playa muy relajada. La sobrina del príncipe Alberto lleva un pequeño bikini estampado que deja al descubierto sus nalgas y sus senos con el fin de evitar las temidas marcas solares. Aunque esta es una práctica cada vez más extendida entre muchas mujeres, la prensa italiana no perdona y critica con dureza la decisión de la joven. “El príncipe Alberto en un aprieto por la foto caliente de su sobrina”, escriben algunos. “Es todo tan diferente a los días de Rainiero y Grace Kelly”, se quejan otros.

Estefanía de Mónaco (Interviú) © Proporcionado por Vanitatis Estefanía de Mónaco (Interviú)

Pero si ha habido algo que ha llamado poderosamente la atención de los paparazzi es que Pauline tiene un piercing en el pezón derecho, algo inédito hasta la fecha en un miembro de una familia real. No tanto el topless en sí mismo, ya que existen otras tantas royals a las que los paparazzi han pillado muy ligeritas de ropa. Sin ir más lejos a la propia Estefanía de Mónaco que se mostraba cada verano con los pechos al descubierto en las playas de la costa azul.

A la hija menor de Grace Kelly, que se paseó semidesnuda por las portadas de medio mundo, no pareció importarle demasiado aquel robado estival. Nada que ver con el enfado que cogió Kate Middleton al verse de la misma guisa en la portada de una publicación francesa. Los duques de Cambridge pusieron en manos de sus abogados el turbio asunto y lograron llevar a juicio a la publicación que difundió las fotos.  

Más en MSN:

-Pauline Ducruet, la nueva it-girl de Mónaco

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon