Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Especial dormitorios: Es hora de cambiar las sábanas

¡Hola! ¡Hola! 21/10/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016102189175/ropa-de-cama/0-397-910/sabanas-1-c.jpg

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016102189175/ropa-de-cama/0-397-910/sabanas-1-c.jpg
© Proporcionado por Hola

Sábanas, fundas, almohadones, colchas… son elementos esenciales en el dormitorio. Además, de transformar el aspecto de la habitación de una forma sencilla, son capaces de transmitir sensaciones, potencian la comodidad y convierten la cama en tu refugio para soñar y descansar. Su elección, independientemente del material, debe basarse en criterios estéticos y prácticos.

Lee: Jesús Garabieta: “En decoración y en el uso de los tejidos, todo vale”

Descanso a la medida

Tu ropa de cama debe ser bonita, confortable y con estilo. Un estilo en el que te encuentres a gusto, ¡eso sí! Porque si nunca te pondrías un vestido ‘animal print’, por mucho que se lleve… ¿Cómo vas vestir tu cama de satén con rayas de cebra? No te dejes llevar por tus impulsos e intenta crear una atmósfera acogedora y a la medida de tus sueños y gustos.

VER GALERÍA

Composiciones en armonía

Juega con los elementos. Es el momento de que entren en juego almohadones, cuadrantes, colchas, fundas… Ve creando una escenografía perfecta, colocando bien algunos o todos, si adoras las camas mullidas y confortables. Si eres de las que no perdona una pequeña siesta los fines de semana, no olvides colocar un ‘plaid’ o una manta a los pies de la cama. ¡Te será muy útil! Otra forma de lograr dinamismo es a través de los materiales y las texturas. Su combinación y contraposición otorgarán a la cama mayor fuerza visual.

Al utilizar varios colores o mezclar estampados, aportas volumen y un efecto mullido, muy apetecible. Los grises y los camel y tierra son tendencia. Mientras que los primeros aportan un toque de sofisticación y elegancia, los segundos, ponen la nota más natural y delicada.

Lee: ‘C’est la rentrée’: cómo afrontar la vuelta y preparar la casa para el otoño

VER GALERÍA

¿Lisos o estampados?

La ropa de cama en colores lisos es fácil de combinar y hace que te canses menos de ella. Lo ideal es combinarla con cuadrantes a juego con la base de color de la funda o de la colcha. Puedes jugar a crear contrastes o buscar la armonía. Eso sí, recuerda que las sábanas y los edredones o colchas son amigos inseparables, por lo que deben compartir el mismo estilo.

Si tienes cabecero, es importante que haga juego con él o que, al menos, no ‘choque’. Así, lograrás un único estilo en toda la estancia. De la misma manera, no pierdas de vista las cortinas, especialmente si son estampadas.

Lee: Soluciones para conseguir un dormitorio bien decorado y en armonía

VER GALERÍA

Blanco: dormir en las nubes

Un clásico que nunca pasa de moda y es apto en cualquier época del año. El blanco, inmaculado y monacal, o roto y cálido, siempre es una buena elección. Su imagen evoca a un rincón entre las nubes. Eso sí, debes recrear la escena perfecta y acompañarle de almohadas, cuadrantes e incluso cojines –siempre en ese orden– que aporten volumen y un toque mullido.

VER GALERÍA

Satén, lino o algodón, el color blanco permite descansar la vista cuando se superponen otros colores o dibujos encima, consiguiendo una atmósfera llena de paz.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon