Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Especial pelo: a cada problema, ¡su vitamina!

¡Hola! ¡Hola! 03/03/2016 hola

© Proporcionado por Hola © Proporcionado por Hola

Casi todos sabemos que cuando sufrimos caída del cabello, lo más eficaz es tomar unas vitaminas o suplementos nutricionales para el cabello, además de una loción especifica. Sin embargo, lo que muchas personas no saben es que algunas vitaminas además de nutrir el cabello van a ayudar a tenerlo más sano, por lo que puede sernos muy útil conocer cuáles son las más adecuadas para cada tipo de cabello y problema. En general, en todos los problemas referentes al cabello es favorable tomar un complejo multivitamínico. Sin embargo, según algunos problemas específicos, éstas deberían estar más enriquecidas en una u otra sustancia, tal y como nos explica nuestra colaboradora Meritxell Martí, propietaria de la Farmacia Meritxell, quien nos hace un resumen de cuáles son las más apropiadas en función del problema. ¡Toma nota!

Alopecia androgénica
La caída del cabello androgénica se da principalmente por causas hormonales, por un desequilibro de andrógenos o de testosterona. Para contrarrestar y detener la caída del cabello, los hombres pueden comprar con receta médica -pues se trata de un fármaco- Finasteride de 1mg.

En el caso de las mujeres por un desequilibrio hormonal, este exceso de testosterona estimula también la producción de grasa muchas veces. La opción natural es el Saw Palmetto o también conocido como Serenoa Repens. Evidentemente no solo se trata de tomar este tipo de planta, también aconsejo añadir un complejo multivitamínico general, y minerales como el zinc, que también contrarresta el exceso de grasa en el cabello. Los aminoácidos azufrados también van a ayudar a controlar la grasa.

Pelo que crece poco
Generalmente el cabello tiene un ciclo y difícilmente lo podemos modificar. Sin embargo, si tenemos alguna carencia o nos faltan los nutrientes suficientes para que crezca normalmente, costará más que crezca. Para ello, lo ideal es recurrir al complejo de vitaminas del grupo B, especialmente la biotina (vitamina B8) y el dexpanthenol (vitamina B5, o ácido pantoténico).

Actualmente, en Francia los médicos están recomendando para ello una combinación de alta dosis de inyectables de estas dos vitaminas, poniéndose una inyección cada dos días de cada una con 250 mg de dexpantenol y 5 mg de biotina.

Pelo más brillante
Para conseguir un pelo más brillante, hemos de evitar que esté muy graso y se vea apagado, que esté suelto. Las vitaminas del grupo B vuelven a ser muy beneficiosas, pero aconsejo especialmente el omega 3, que va a nutrir el cabello, el silicio y la levadura de cerveza en copos o comprimidos.

El omega 3 es fuente de vitamina E, esta vitamina o alfa-tocoferol nutre el cabello, lo que va a hacer que este se vea mucho más sano y brillante. Sin embargo, si el pelo es graso no recomiendo este suplemento; al contrario. recomiendo la levadura de cerveza.

Para el pelo graso
En este caso, convienen suplementos de zinc, níquel y aminoácidos azufrados. Estos suplementos van a ayudar a regular la grasa del cabello y la secreción de la misma en el cuero cabelludo. Las vitaminas del grupo B, concretamente la B2 (riboflavina) y la vitamina B6 (piridoxina), algunos alimentos como el pescado, las aves y la carne contienen alto contenido en estas vitaminas. La vitamina A y la vitamina D también ayudan a la secreción de la grasa. Como he mencionado antes, el Zinc ayuda también al control de la producción de sebo. La avena contiene tanto las vitaminas B2 y B6, además del zinc.

Para el pelo seco y estropeado por tratamientos
Cuando el pelo está seco y estropeado, se trata de nutrirlo, estimular la producción de sebo en el cuero cabelludo, que a la vez lo nutrirá, y recuperar la cutícula externa de las fibras del cabello que se ha podido estropear por tratamientos de peluquería como tintes, decoloraciones o permanentes.

Al igual que cuando el cabello brilla poco, es importante incrementar la ingesta de ácidos grasos, aunque yo prefiero recomendar el omega 6, como puede ser el aceite de onagra y las fitoceramidas de trigo. Por supuesto, un complejo que estimule la formación de queratina, que es la sustancia que compone principalmente la cutícula del cabello, también puede favorecernos. Es una buena opción tomar queratina, generalmente en los suplementos la encontramos como la forma patentada Cynatine, que es queratina soluble, la cual ayuda a dar fuerza al cabello.

El colágeno, por su parte, es una proteína fundamental en la formación de las fibras del organismo. Para mejorar tanto el cabello, como piel y uñas estropeadas, aconsejo el colágeno tipo I y III.

El cobre forma parte de los pigmentos del cabello, aparte de ayudar al transporte del hierro, también protege las células del estrés oxidativo. Y por último, antioxidantes, como resveratrol o Betacaroteno, que además lo protege de estos tratamientos agresivos.

Después de la maternidad
Tras ser madre, uno de los problemas más frecuentes es la caída del cabello, generalmente no es justo después de dar a luz, sino al cabo de uno a tres meses. Esta caída del cabello puede ser importante. Como no tiene las mismas causas que la alopecia androgenética, los suplementos que se deben tomar también son diferentes. Principalmente es preferible un suplemento con alto contenido en minerales, como el hierro, que puede haberse reducido tanto en el momento del parto como durante el embarazo. De nuevo, el cambio hormonal puede provocar también esta caída. Igualmente es importante el contenido en vitaminas B6 (piridoxina) y B12 (cobalamina), la vitamina D3, el ácido fólico y la biotina.

La planta herbácea He Shou Wu también puede ayudar a detener la caída del cabello. Esta hierba de origen chino tiene alto contenido en zinc.

Menopausia
Como hemos mencionado, los cambios hormonales pueden provocar efectos negativos del cabello. Durante la menopausia puede ser importante no sólo la caída, sino que también puede provocar un cambio en la densidad y grosor del cabello, pues éste se vuelve más fino.

Si no se toma ninguna hormona, algunas veces los equilibrios entre los estrógenos y andrógenos están invertidos, debido a que las hormonas de componente femenino están disminuidas. Esto indica que los productos para evitar la caída del cabello deberían ser parecidos a los que se usan en el caso de la alopecia androgenética. Muchos de ellos contienen Saw palmetto o Serenoa repens.

Se pueden incluir isoflavonas de soja u otro tipo de isoflavona. Es importante que incluyan nutrientes, como minerales, entre ellos el calcio y magnesio. También son útiles el colágeno tipo I y III, las vitaminas del grupo B, el Omega 6, aceite de onagra y/o borraja.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon