Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Esto sí que no son vacaciones: el atípico verano de Don Felipe y Doña Letizia

Vanitatis Vanitatis 19/07/2016 Núria Tiburcio
© Externa

Hace ya 6 años, durante el verano de 2010, Doña Letizia se convirtió en la protagonista de una gran polémica. La entonces princesa de Asturias se encontró con la periodista Carmen Duerto en el Club Náutico de Palma de Mallorca y se desahogó sobre un asunto que la preocupa (y mucho) desde que pasó a formar parte de la Casa Real. El tema que traía de cabeza a la esposa de Felipe VI era el de la vacaciones. La ahora Reina creía que, a pesar de ser miembros de la Familia Real, ella y su marido deben tener la oportunidad de disponer de unos días de descanso y relax alejados del foco mediático y así estuvo exponiéndoselo a Duerto. "¿Tú te crees que esto son vacaciones?", le preguntó refiriéndose a los posados que debían hacer y la continua persecución de la prensa.

Letizia durante las vacaciones de 2010 (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Letizia durante las vacaciones de 2010 (Gtres)

Analizándolo con perspectiva, se puede decir que quizás Doña Letizia tenía razón y eso no eran las vacaciones idílicas para cualquiera persona. Lo que no sabía ni imaginaba es que las de este 2016 van a ser, quizás, mucho peores. A dos semanas de que empiece el mes de agosto, no hay nada claro acerca de los planes veraniegos de los Reyes y sus hijas. Así lo confirman desde la Casa Real a Vanitatis asegurando que "de momento, no sabemos nada". La razón por la que a día de hoy no tienen nada ideado es la complicada situación política que atraviesa España y que lleva condicionando la agenda del monarca, y por consiguiente la de Doña Letizia, desde principios de año. 

El panorama político actual es poco estable y Don Felipe sabe que tiene que actuar de forma firme para validar su papel constitucional. En este momento es la política la que manda en la vida de Felipe y no la propia Casa Real. Así pues, en esta próxima semana está previsto que reciba por tercera vez en lo que va de año a los mandatarios de cada partido. Todavía se desconoce la fecha exacta de cuando empezarán las consultas, pues se debía esperar a que se constituyeran las Cortes, algo que ocurre este mismo martes. A partir de ahora, el Rey tiene vía libre para reunirse con todos ellos y proponer un candidato para la presidencia. Si todo va bien y finalmente se llega a un consenso, la investidura del nuevo presidente se llevaría a cabo a principios de agosto, por lo que el monarca debería estar en Madrid.

Si tras la primera consulta no se llega a ninguna conclusión, el Rey tendrá vía libre para pasar unos días de vacaciones en Palma de Mallorca, pero existe otro gran acontecimiento que pone en peligro esos hipotéticos planes y es la celebración de los Juegos Olímpicos de Brasil. La ceremonia de inauguración se celebrará el próximo 5 de agosto y es muy posible que esa misma semana o unos días después, los soberanos se desplacen hasta el país sudamericano para estar presentes en el mayor evento deportivo del año. El apoyo de las familias reales a sus deportistas es algo ya habitual y no se vería con muy buenos ojos que nuestros Reyes no estuvieran allí. 

© Proporcionado por Vanitatis

Desde que se casaron, Don Felipe y Doña Letizia han estado presentes en los últimos Juegos Olímpicos celebrados en Grecia (2004), China (2008) y Reino Unido (2012), así que sería muy extraño que este año causaran 'baja'. Otras casas reales como la danesa, la holandesa y la belga ya han confirmado la presencia de sus miembros, pero en el caso de la española será de nuevo la política la que decidirá cuándo y cómo acudirán. 

Mallorca, una pesadilla para Letizia

Los Reyes en el Club Náutico (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Los Reyes en el Club Náutico (Gtres)

Mucho se ha hablado de la animadversión que Doña Letizia siente por Mallorca. Durante sus primeros años de matrimonio, los entonces príncipes de Asturias solían pasar en la isla todo el mes de agosto. Se les podía ver ir a navegar en el Fortuna, saliendo a cenar a los restaurantes de moda o paseando por el centro de Palma. Sin embargo, a partir de 2008 algo empezó a cambiar. La estancia de Felipe y Letizia se acortó a diez días y la ahora Reina tan solo acudía a los actos a los que estaba 'obligada'. En 2013, el asunto tomó un cariz más serio cuando Doña Letizia solamente pasó cuatro días en Mallorca y se fue dejando allí a su marido y sus hijas.

Meses más tarde se conocería que, en ese momento, la pareja estaba viviendo una crisis matrimonial, algo que fue definido por la Casa Real como "altibajos". A pesar de que esa crisis se solucionó y actualmente los Reyes forman una pareja feliz, las cosas no han cambiado demasiado con respecto a Mallorca. El año pasado, sin ir más lejos, la Reina llegó el día 4 de agosto. Participó en el tradicional posado en el palacio de Marivent, acudió a la recepción a las autoridades baleares, visitó el Club Náutico y se marchó hacia Turquía el día 8.

Las excentricidades de la Reina Letizia:

El misterio de las chaquetas: Anonadados nos quedamos al darnos cuenta de que estas dos chaquetas de Felipe Varela no son la misma, aunque son casi idénticas: misma forma y misma estampado. ¿Para qué querrá dos prendas tan parecidas? Las excentricidades de la Reina Letizia

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon