Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Federica Barbaranelli, interiorista de VIP's: lo deja todo para retirarse al campo

Vanitatis Vanitatis 03/01/2016 Mayka Paniagua

Tatiana Santo Domingo, la esposa de Andrea Casiraghi, primogénito de la princesa Carolina de Mónaco, eligió el espacio de Federica Barbaranelli para presentar su firma de moda, Mugunzu Sisters. La modelo Eugenia Silva, amiga de Federica, las presentó y surgió una química especial. Federica es un alma slow. Todos los proyectos en los que se ha embarcado responden a esa tendencia que para ella no es una moda, aunque muchas celebrities la abanderen. La diseñadora Donna Karan fue una de las pioneras con su Fundación Urban Zen y su línea de ropa Casual Luxe. En España Lorenzo Fluxá, uno de los artífices del imperio Camper, con su proyecto Medwinds, y recuerden a Sara Carbonero y su tienda online, Slow Love que vende objetos a una legión de seguidores gourmet.

Decir Federica Barbaranelli es sinónimo de literatura, cocina, arte, gourmet… Hija de Rita y Fabio, nacida en Italia, criada en su idioma y en sus fogones, despertó pronto una sensibilidad especial por este tipo de vida: esa pasión por viajar, descubrir tesoros, apreciar lo artesanal, lo natural… Recuerda a su abuela Valeria preparar pasta en casa: Fettuccine Home Made y su salsa al Ragú. Su abuela, una ama de casa pelirroja y de ojos azules, “la cuarta de ocho hermanas pelirrojas y de ojos azules”, como ella misma la define, se levantaba antes del amanecer e iba al mercado de Via Cola di Rienzo a comprar la pizza Bianca, las verduras, la carne, la mozzarella y los suppli en Franchi y volvía a casa antes que nadie hubiera ni siquiera abierto los ojos. Federica se despertaba con el olor de su inigualable Torta que preparaba cada mañana.

A tan tierna edad, ante esos fogones, supo que lo suyo sería cocinar y nunca dejó de aprender y mirar. Aún guarda como un tesoro el libro de cocina escrito por la mujer de Tio Gilito y editado por Disney. Sin embargo, la cocina quedó un tiempo aparcada entre sus sueños. A los 17 eligió Nueva York para estudiar Literatura porque quería ser escritora. Compartía piso con su amiga, la modelo y empresaria Eugenia Silva. Se levantaba a las seis de la mañana y se ponía a escribir. Luego llegó París. Allí, además de estudiar Arte, retomó aquella antigua afición que surgió cuando tenía solo cinco años ante los fogones y realizó un curso de cocina en Cesar Ritz Escoffier, una de las mejores escuelas del mundo.

Instaló su centro de operaciones en la capital española

Después volvió a Madrid y creó Federica&Co, un jardín bohemio y chic en medio del barrio Salamanca de Madrid en el que se podía comprar ropa, antigüedades traídas de todo el mundo, flores… Un espacio que se convirtió en centro de perenigración de it girls. Fue una pionera. Creó esta pop up cuando aún no existían este tipo de tiendas efímeras e importó el concepto directamente de Nueva York cuidando el detalle, el objeto, su proceso artesanal de fabricación, su origen orgánico… Lo montó sin reglas junto a su amiga Elsa, su marido, el interiorista Jaime Mato, y su suegra, Karin Iturralde, marquesa de Morbeq. Allí se vendieron muebles nórdicos del siglo XVIII y XIX, marcas como Sister Jane, objetos de los diseñadores Atypyk que exponen en el Moma de Nueva York o las bailarinas French Sole que llevan las celebrities…

No sin dificultades, en este jardín logró aunar dos conceptos: decoración y gourmet. Tan pronto organizaba una cena clandestina como una boda o impartía una clase de cocina. La vena empresarial la lleva en los genes. Padre empresario hostelero y una madre artífice de varios negocios de decoración. De pequeña ya viajaba a los mercadillos del sur de Francia para comprar muebles y otros objetos que convertían en piezas únicas.

Después de un incendio que quemó este jardín íntimo madrileño al que ella se refiere como su Perla Negra y de otros muchos avatares, ideó otro proyecto que es una especie de aventura personal que dará un giro en su vida. Lejos queda, o quién sabe si aparcado, su idea de trasladarse a África, un continente que conoció de “viaje de novias” junto a su amiga María March, bisnieta del financiero que fundó Banca March en 1926, cuando esta anuló su boda. Entonces, eran jóvenes con sueños. Ahora, a sus 37 años, no es tan joven, pero sigue llena de sueños.

Lo deja todo y se retira al campo

En un pueblo llamado Novales, situado en la verde Cantabria, junto a su marido, sus hijos y sus perros, comenzará una nueva vida en el campo, cerca del mar, con olor a chimenea, bosque, a musgo agarrado a las piedras, a leña, a sal y a amaneceres silenciosos. Un cambio radical. Este nuevo proyecto comenzó una tarde de febrero de lluvia en la consulta de su entonces terapeuta hace tres años y medio. Quería cambiar de vida.

En una casona indiana blanca cerrada durante 18 años, llena de humedades, ratas, techos caídos, vacía, descorchada por el abandono, herida por el olvido, es el nuevo hogar para su negocio Federica y compañía. Federica se define como una gastrónoma empedernida. “La paga que recibía en mis años en Nueva York la destinaba por completo para ir al mercado o tiendas gourmet de la ciudad, a perderse en pequeños restaurantes de Brooklyn y del Soho”, explica a Vanitatis.

© Externa

Sus años en Italia y Francia calaron en ella despertando un amor al producto de la tierra, los pequeños artesanos del placer y los templos escondidos en pueblos del buen paladar. Pero no fue hasta que creó Federica & Co en Hermosilla cuando empezó a dar cursos de cocina. Este año la hemos visto cocinar también en un programa titulado 'Sencillo y natural' del Canal Cocina, en el que ha recorrido España para enseñarnos a cocinar con los mejores productos de la tierra, incluso en casa de su amiga Blanca Suelves en Soto Manzaneque. Ahora en el pueblo cántabro, escuchando jazz (Benny Goodman, Charlie Parker, Duke Ellington) volverá a dar cursos de cocina, organizar cenas clandestinas o impartir Fede's Experiences… En su particular 'slow revolution'.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de las casas reales. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon