Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Felipe González festeja un cumpleaños y Mario Conde celebra al lado su libertad

Vanitatis Vanitatis 15/07/2016 P. Barrientos

Juntos pero no revueltos. Así se pudo ver el pasado lunes a Mario Conde y Felipe González en el mismo restaurante madrileño. El expresidente celebraba un cumpleaños familiar, mientras el exbanquero cenaba en otra mesa con un acompañante masculino.

Mario Conde apenas tiene una cosa que celebrar en la vida en este momento que es su libertad, a la que accedió después de que el pasado 17 de junio la jueza de guardia de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, la determinara, tras haber depositado el acusado los 300.000 euros que se le solicitaban como fianza.

Los comensales que coincidieron con Conde en Amazónico, un restaurante situado en la calle Jorge Juan, describen su actitud aquella noche como “despreocupada y chulesca”, ajena en cualquier caso a la situación judicial que atraviesan él mismo y por supuesto también su hija, Alejandra, imputados ambos por blanqueo de capitales y otros delitos.

Conde y Felipe González, viejos conocidos, no se saludaron. El expresidente estaba cenando con su mujer, Mar García Vaquero, y las hijas de esta, Lucía y Micaela. Amazónico, abierto hace un mes, se ha convertido en uno de los lugares preferidos del que fuera mandatario socialista y de las dos jóvenes que, aunque ya son independientes económicamente y viven su vida, comparten con el matrimonio vacaciones y veladas lúdicas como la descrita.

Las dos preparadas hijastras

El motivo de la cena era festejar a Micaela, que ese día cumplía 28 años. Eligieron el local recién inaugurado por Sandro y Marta para celebrarlo y para ello seleccionaron un menú con las especialidades de la casa; pasada la medianoche abandonaron el lugar.

La familia González-García Vaquero disfrutó de una noche entretenida con regalos incluidos. Las sobrinas del empresario Pedro Trapote, hijas del prestigioso doctor González, mantienen un perfil bajo y procuran vivir alejadas del interés que despierta su familia materna. Con una excelente formación académica, no han querido formar parte del grupo de 'hijas de', 'sobrinas de' o 'mujeres de' y aparecer en reportajes en las revistas llamadas de alta gama.

Felipe González y su mujer (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Felipe González y su mujer (Gtres)

Lucía trabaja en Solantu, una firma argentina cuya especialidad son los bolsos artesanales de cocodrilo. La 'cumpleañera' Micaela es adjunta de dirección en formación en AC hoteles, la cadena de Antonio Catalán. Antes pasó varios años en un cargo de responsabilidad en la cadena Room Mate, en Ámsterdam. A finales de junio se encargó de organizar la fiesta de apertura de la terraza del hotel Santo Mauro. Un éxito de convocatoria donde estuvo arropada por su madre Mar, sus tías Carmen y Begoña, Pedro Trapote y muchos amigos de la familia. Solo faltó Felipe González, que se encontraba fuera de Madrid.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon