Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fran Rivera se protege de futuras polémicas: restringe su Instagram a sus amigos

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 02/02/2016 Raoul Higuera

Francisco Rivera pone freno a la polémica surgida tras compartir una imagen suya toreando una vaquilla con su hija Carmen en sus brazos. Una instantánea que ha dado literalmente la vuelta al mundo generando una gran controversia y cosechando críticas y muestras de apoyo a partes iguales. Su paso por las redes sociales siempre ha sido movidito y era habitual verle como protagonista de algún que otro desliz por sus interacciones. Ahora, cansado de ser polémico, ha decidido cortar por lo sano y restringir quién tiene acceso a lo que comparte en su perfil de Instagram.

Así respondía el torero al Fiscal de Menores y al Defensor del Menor

El torero ha privatizado su cuenta personal y tan solo aquellos que él considera que son amigos pueden ver sus instantáneas. Esto quiere decir que podrá seguir subiendo las fotos que podrían sacar de quicio a los antitaurinos, pero sin que estos tengan oportunidad de alzar la voz contra ellas y evitarse así futuros quebraderos de cabeza, como el de la semana pasada.

Fran Rivera en el ruedo con su hija Carmen en brazos (Instagram) © Proporcionado por Vanitatis Fran Rivera en el ruedo con su hija Carmen en brazos (Instagram)

Una inocente acción como compartir una foto con sus fans le ha llevado a declarar ante un fiscal para explicar el contexto en el que la imagen fue subida. Se trata de una foto en la que aparece lidiando una vaquilla con la mano derecha, mientras que con la izquierda sostiene a su hija Carmen, fruto de su relación con Lourdes Montes. Ella fue la primera en defender a su marido, asegurando que la pequeña “se encontraba segura en sus brazos” y subrayando el hecho de que todos los toreros siguen esa tradición con sus hijos. Así lo demostraron más tarde los propios diestros, que protegieron a su amigo de la ira de las redes subiendo similares instantáneas con sus propios hijos. Esto simplemente sirvió para acrecentar el resquemor por una acción que muchos consideran “negligente”, pero que ellos llaman “tradición”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon