Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Francis Franco y Miriam Guisasola paralizan su divorcio y se dan otra oportunidad

Vanitatis Vanitatis 09/03/2016 Paloma Barrientos

Francis Franco y Miriam Guisasola han vuelto a retomar su vida matrimonial. Tras unos años separados quieren intentar lo que se rompió legalmente hace dos años. La pareja mantuvo el mismo domicilio familiar, ya que se trataba de un antiguo colegio en el barrio madrileño de El Viso que transformaron en vivienda. Se separaron oficialmente en diciembre de 2014 después de varios años de desencuentros que no lograron superar. Una vez que tomaron la decisión, el siguiente paso fue iniciar los trámites de divorcio que no llegaron a cumplimentar. No tuvieron necesidad de separarse físicamente dadas las dimensiones del chalet. Otra de las razones de que no hubiera desconexión física tuvo que ver con el mucho tiempo que pasa y pasaba Francis Franco en su finca de Calatayud dedicado a la caza, su afición preferida.

Francis Franco y Miriam Guisasola en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Francis Franco y Miriam Guisasola en una imagen de archivo (Gtres)

Cada uno vivía en una parte de la casa y podían hacer vida individual. No tenían necesidad de verse y en el caso de coincidir la relación era parecida a la de vecinos que se tratan lo justo. Nunca hubo enfrentamientos más allá de los habituales en una pareja que no se entiende. Las cuestiones económicas también se resolvieron de una manera amigable y no hubo que dispersar las sociedades comunes. Todo esto sucedió hace dos años. Francis incluso tuvo una medio novia, con la que solo compartía 'guía del ocio', como se denomina a la relación en la que no se convive, pero sí se comparte vida lúdica, como salir a cenar, viajes de fin de semana o vacaciones de verano. Esta historia sentimental no tuvo mayor recorrido.

Miriam, por su parte, no ha tenido ninguna pareja estacional o estable. Salía de paseo con su madre y pasaba mucho tiempo en su domicilio ejerciendo de ama de casa y con temas de decoración, que es lo que le gusta. Decían las amistades que uno de los motivos de la separación tuvo que ver con la escasa sociabilidad de Miriam, a la que no le gustan las aglomeraciones ni las reuniones muy numerosas, donde se siente agobiada. Pero todo esto parece que ahora no ha sido impedimento para que el señor de Meirás y su mujer hayan vuelto a retomar su vida en común.

La pareja se casó en marzo de 2001 en una ceremonia civil en Móstoles (Madrid), ya que ambos se habían casado anteriormente por la iglesia. Tuvieron dos hijos en común y además aportaron tres al matrimonio de relaciones anteriores. Miriam, uno, y Francis, dos de su matrimonio con María Suelves.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon