Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Francisco Polo: "Es miope no reconocer el papel de los colectivos LGTB"

Vanitatis Vanitatis 23/06/2016 Ana Sánchez Juárez

Francisco Polo es ese hombre que recibe afablemente en la octava planta de su oficina en plena Gran Vía madrileña. Que tiene esa cordialidad y buen trato que hace que uno piense que no está delante del CEO de Change.org, la empresa líder mundial de peticiones 'online', sino de un emprendedor incipiente. Polo es un hombre habituado a romper este y muchos tópicos. Es un empresario que ha manifestado abiertamente su homosexualidad y cree que una empresa 'diversa' en la que se respete al individuo es una empresa más productiva, ya que tiene a sus trabajadores felices

"El mayor acto de activismo LGTB es salir del armario y vivir con naturalidad tu orientación sexual. Desde que tengo proyección mediática decidí dar el salto, me acordé de toda la gente que me ayudó en su día. Siempre tendré esa imagen de mí con 18 años, en Barcelona, mirando la puerta de la coordinadora de gais y lesbianas. Cuando decidí entrar, mi vida cambió. Ellos me acogieron y me sacaron. Recuerdo el día que estaba temblando en la acera de enfrente. Cuando entré, me sentí una de las personas más valientes del mundo. Había sufrido acoso escolar con el agravante de ser buen estudiante. No tenía referentes homosexuales. Gracias a esta organización y a Casal Lambda, mucha gente en mi ciudad dio el paso en los noventa". 

En respuesta a Iñaki Oyarzábal

Respecto a las declaraciones del dirigente popular que apuntaban que parte de los colectivos LGTB rechazan a los gais de derechas, Polo matiza su respuesta. "Para empezar, la lucha LGTB no debe ser una lucha de izquierdas o de derechas, sino por los derechos humanos. La realidad de las cosas es que él pertenece a un partido que interpuso un recurso de inconstitucionalidad para que se perdiera el derecho que habían reconocido, el del matrimonio, y que el PP en ciertos ayuntamientos no ha apoyado las leyes de lucha contra la homofobia y es normal que le cueste. Ójala políticos como Iñaki Oyarzábal consigan modernizar instituciones y consigan que la lucha se convierta en algo apartidista", dice sin dejar de sonreír.

Polo destaca el papel histórico de los colectivos y no cuestiona su grado de radicalidad. "Los que ahora critican a los colectivos no deben olvidar que hay mucho que agradecer a las personas que durante el franquismo fueron torturadas por su orientación sexual, sobre todo hombres, porque que dos mujeres se den la mano eso está tan penalizado como que lo hagan dos hombres. Los que lucharon en los ochenta por la no estigmatización del sida y los activistas que en los años 90 sacaron adelante la legislación relativa a las parejas de hecho. Esas personas que han puesto a España a la cabeza de los derechos LGTB, que han convertido a España en una de las locomotoras sociales del mundo", explica y puntualiza: "No es una lucha por el movimiento LGTB, es una lucha por la diversidad, por la celebración de la diversidad. Es miope no reconocer el papel de los colectivos".

Francisco Polo en su oficina de Gran Vía en Madrid © Proporcionado por Vanitatis Francisco Polo en su oficina de Gran Vía en Madrid

'Viví en primera persona el acoso escolar'

Polo también está de acuerdo en la necesidad de 'salir del armario' en la empresa. En la suya, dice, no necesita poner en marcha políticas inclusivas porque "todo es muy horizontal" y pone como ejemplo que los baños no dicen para qué sexo van dirigidos para no discriminar. Pero apoya la aplicación de protocolos en las empresas para que las normas "se vayan capilarizando". 

A Polo le gusta recordar cómo su salida del armario sirvió para que muchos jóvenes vieran en él un referente: "Recibo correspondencia de chavales que me dicen que han enseñado una entrevista mía a sus padres y les han dicho: Quiero ser como él". Lo de joven y empresario de éxito lo ponemos nosotros. Polo utiliza su voz para reivindicar muchas luchas pendientes: "Solo en Madrid ha habido 50 agresiones homófobas en lo que va de año". Faltan leyes para las personas transgénero. Que los menores tengan que esperar hasta los 18 años para tener un DNI es denigrante. Lucho también para que tengamos más leyes contra la homofobia, también en la escuela. Un colegio es una pequeña sociedad que se diferencia de la de los adultos en que en la segunda hay normas que te protegen y te defienden. Yo viví esa indefensión. Lamentablemente eso no ocurre en el colegio, porque el acosado no tiene un mecanismo para defenderse y porque hay una amplia mayoría que no sabe que la complicidad del silencio les hace responsables". 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon