Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Galería de los horrores: los 10 'ahivalahostia' de las bodas de la familia Carrasco Mohedano

Logotipo de Vanitatis por Vanitatis de Vanitatis | Muchas cosas eran de mentira en aquella boda, celebrada el 31 de marzo de 1996 en la capilla de la finca Yerbabuena. Era de mentira el pelo de la novia: Ruphert (sí, Ruphert) le confeccionó un descomunal postizo -cuentan que con dos kilos de cabello traído de Perú- adornado con perlas neoyorquinas (sí, de NYC). Eran de mentira las uñas, una primera versión de las de gel que hoy te hace cualquier franquicia china en cualquier esquina. Eran de mentira los ojos azules: en aquellos años, Rociito era adicta a las lentillas de este color. ¿Había algo verdadero? El vestido, un diseño de Antonio Ardón abarrotado de despropósitos, sí era verdad.

Boda Rociito-Antonio David: oda al artificio

Muchas cosas eran de mentira en aquella boda, celebrada el 31 de marzo de 1996 en la capilla de la finca Yerbabuena. Era de mentira el pelo de la novia: Ruphert (sí, Ruphert) le confeccionó un descomunal postizo -cuentan que con dos kilos de cabello traído de Perú- adornado con perlas neoyorquinas (sí, de NYC). Eran de mentira las uñas, una primera versión de las de gel que hoy te hace cualquier franquicia china en cualquier esquina. Eran de mentira los ojos azules: en aquellos años, Rociito era adicta a las lentillas de este color. ¿Había algo verdadero? El vestido, un diseño de Antonio Ardón abarrotado de despropósitos, sí era verdad.
© Externa

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon