Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

García Revenga, secretario personal de las infantas: "Cuando hablo, en Zarzuela se ponen nerviosos"

Vanitatis Vanitatis 22/04/2016 Paloma Barrientos

Carlos García Revenga, secretario de las infantas Elena y Cristina durante 22 años, declaró este martes en la Audiencia de Palma como testigo en el caso Nóos, del que fue desimputado en su momento por el juez Castro. El antiguo profesor se convirtió en el escudero fiel de las hermanas de Felipe VI y se quedó sin trabajo tras la reestructuración impuesta por el actual jefe del Estado. Actualmente mantiene un contencioso por ese despido que tiende a alargarse sin motivo aparente. Mantiene una relación afectiva importante con las infantas y nula con el resto de los miembros de la Familia Real. Una de las cosas que más le entristeció fue que su padre muriera sin saber que la justicia le había apartado de las tropelías de los duques de Palma.

Pregunta: ¿Cómo te encuentras?

Respuesta: Tranquilo y esperando que por fin se acabe esta historia. Después de mi testimonio del martes creo que mi participación en el caso Nóos se ha cerrado. Y buscando trabajo después de mi salida de Zarzuela, que sinceramente no esperaba que fuera así.

P: ¿A ti ya no te pueden volver a imputar?

R: Ya no. Estoy liberado.

P: ¿Cómo te ha perjudicado en tu vida este asunto?

R: Imagínate. Ha sido como un tsunami que pasa por tu vida. Después de 22 años trabajando en Zarzuela encontrar tu nombre casi todos los días en las primeras páginas de los periódicos y en los informativos es muy duro. Escuchando disparates y sin trabajo. No es lo que hubiera esperado.

P: ¿Y en el aspecto familiar?

R: Afortunadamente tengo unas hijas supersensatas. Una madre y un hermano estupendos, de los que he recibido todo el apoyo, igual que del resto de la familia y de los amigos. Tengo la pena de que mi padre murió estando imputado y eso ya es irrecuperable.

P: ¿Solucionaste tu despido con un acuerdo extrajudicial?

R: Eso no es así. Por el momento no he llegado a ningún acuerdo con la Casa y el proceso de mi despido sigue su curso. No me gusta hablar mucho de este tema porque se ponen nerviosos. Es un contencioso administrativo que está en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

P: ¿Qué quieres decir con eso de que se ponen nerviosos? ¿En Zarzuela?

R: Pues eso, que cuando hay alteraciones de ese tipo al que no se está acostumbrado todo se retrasa. En España hay unos juicios que van a toda velocidad y otros que no. A mí me ha tocado estar en el segundo grupo.

P: ¿La lealtad y fidelidad se pagan en la Casa Real?

R: Me callo.

P: Hago la pregunta de otra manera. ¿La rectitud tiene premio? O mejor dicho: ¿ha tenido en tu vida un coste personal?

R: Lee un artículo de Fernando Rayón en la contraportada de 'La Razón' donde escribe sobre la lealtad. Dice algo así como que los que me critican estarían encantados de que fuera a un plató de televisión cobrando por contar lo que sé.

P: ¿Te han hecho ofertas?

R: Sí, claro.

P: ¿Cuál es tu relación actual con la Casa Real?

R: Inexistente.

'A Carlos García Revenga ni agua': el exsecretario, 'abandonado' por Zarzuela y en busca de trabajo © Proporcionado por Vanitatis 'A Carlos García Revenga ni agua': el exsecretario, 'abandonado' por Zarzuela y en busca de trabajo

P: ¿Y con las infantas? Tu trabajo iba más allá del de un secretario al uso. Como dicen los que te conocen, has sido su educador, su confidente, su paño de lágrimas, el 'solucionalotodo'...

R: Igual que siempre, aunque evidentemente con Doña Cristina menos porque vive en Ginebra.

P: ¿Qué opinas de la detención del responsable de Manos Limpias?

R: Lo que me extraña es que la abogada López Negrete es igual que la infanta, que no se enteraba de lo que hacían sus jefes.

P: Hay mucha gente que considera que es una campaña para sacar a la infanta del proceso. Manos Limpias es la acusación particular...

R: No estoy de acuerdo. Primero hay que aclarar que la infanta Doña Cristina no está imputada, está acusada. Incluso voy más allá. En el caso de que esa teoría tuviera base podría haber sido antes, en el momento actual imposible. A estas alturas lo que quieren los abogados y la infanta es que el proceso siga para desmontar esas elucubraciones.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon