Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ha muerto Ettore Scola

Zeleb.es Zeleb.es 20/01/2016 zeleb.es
ettore-scola-y-sofia-loren,-dos-glorias-italianas © zeleb.es ettore-scola-y-sofia-loren,-dos-glorias-italianas

Lo último que rodó fue un homenaje a su gran y querido maestro, Federico Fellini. Pero el estilo de Ettore Scola no era exactamente felliniano sino otra cosa muy diferente.

Ettore Scola ha fallecido a los 84 años y con él se va una parte importantísima de la historia del cine italiano. ¿Qué queda del gran cine italiano? Un Bertolucci en las últimas (pero pleno de talento como demostró en 2012 con Tu y yo), Paolo Sorrentino y su grande belleza y... poco más.

Ettore Scola formó aún parte del cine italiano pleno de músculo que sucedió a partir de los 60 a los clásicos (Rosellini, Visconti, Antonioni). Dirigió obras maestras como Una jornada particular, La noche de Varennes, La cena, La terraza. Y conmovió al mundo cinéfilo reuniendo a dos de los más grandes genios interpretativos que ha dado el cine: Jack Lemmon y Marcelo Mastroiani, entregados a la la causa en Macarroni.

marcelo-y-jack © Proporcionado por Zeleb.es marcelo-y-jack

Macarroni cuenta la historia de dos veteranos de la II Guerra Mundial (un estadounidense y un italiano) que se reencuentran 40 años después en Nápoles. Una historia repleta de ternura, elemento este muy presente en todas las películas de Scola.

El hombre que amaba a los actores (y actrices)

Ettore Scola era, sobre todo, un director de actores. Y trabajó con los mejores: con Sofía Loren y Marcelo Mastroiani en Una jornada particular. Con Vittorio Gassman en La familia (donde también actuaba Philip Noiret). Con todos los grandes intérpretes del cine italiano.

la-familia-de-scola © Proporcionado por Zeleb.es la-familia-de-scola

Ettore Scola amaba a los actores y a Italia. Porque su cine fue universal hablando de Italia, de sus hombres y mujeres y de su caótica realidad. Fue, además, Ettore Scola militante comunista como lo fue la mayor parte de la intelectualidad y el mundo artístico italiano hasta los años 80. Fue, sobre todo, un gran director de cine.

ettore-scola-homenajeado-por-otro-realizador-italiano © Proporcionado por Zeleb.es ettore-scola-homenajeado-por-otro-realizador-italiano

Mantuvo viva en los 80 la llama del gran cine italiano que había asombrado al mundo del neorrealismo de posguerra en adelante. Sin Scola no hubiera habido Cinema Paradiso. Sin Scola no hubiera habido La grande belleza. Sin Scola el cine italiano hubiera sido mucho más triste.

Descanse en paz el hombre que hizo a Jack Lemmon mancharse la nariz de merengue (¿o era helado?) en las calles de Nápoles. Y que viva Italia (y su cine).

Fotos: Gtres

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Zeleb

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon