Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Haakon de Noruega, obligado a pedir perdón tras su segundo mayor escándalo

Vanitatis Vanitatis 10/10/2016 Núria Tiburcio

Haakon de Noruega está en la cuerda floja. En el año 2000, el príncipe heredero causó un gran revuelo cuando presentó a su prometida, una madre soltera con un pasado vinculado con los drogas. Su enlace de cuento de hadas con Mette-Marit así como la buena adaptación de ella en los menesteres reales consiguieron calmar los ánimos. Ahora, 16 años más tarde, el hijo del rey Harald V y de la reina Sonia se enfrenta a un nuevo y segundo escándalo que tiene que ver con temas financieros y por el que el príncipe se ha visto obligado a pedir perdón. "No tenía derecho a hacer eso y es mi culpa", ha asegurado a Haakon en un comunicado publicado en la web de la Corona.

La boda de Haakon y Mette-Marit (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La boda de Haakon y Mette-Marit (Gtres)

La polémica viene de lejos. Cuando Haakon se casó con Mette-Marit, sus padres le regalaron el Palacio de Skaugum para que viviese y formara allí una familia. Se trata de una casa ubicada en Asker, un municipio situado en el suroeste de Oslo, que fue adquirida por Olav V, padre del actual rey, y su esposa, Martha Luisa, nacida princesa de Suecia. Dentro del recinto de Skaugum está la casa principal, en la que viven los herederos, y otras cinco viviendas que también pertenecen a Haakon y Mette-Marit. En 2007 esas casas se remodelaron, se renovaron y se pusieron en alquiler. El dinero de la renta iba directo a la cuenta del príncipe Haakon y se asegura que se ha llegado a embolsar hasta más de 1,4 millones de coronas noruegas en un año.

El Palacio de Skaugum © Proporcionado por Vanitatis El Palacio de Skaugum

Sin embargo, el problema recae en que ese alquiler era ilegal. Tal como ha informado el diario 'Dagbladet', el heredero alquiló las cinco casas sin seguir los procedimientos establecidos por las leyes noruegas que obligan a pedir permiso al municipio si se va a hacer cualquier tipo de obra o cambio. "Las casas han sido alquiladas ilegalmente durante varios años en contra de las regulaciones de planificación y construcción de Asker", explica el citado periódico. Son varios los políticos que han puesto el grito en el cielo al enterarse de este asunto, pues creen que el futuro rey de Noruega debería ser un ejemplo para el resto de los noruegos.

Pillado en Portugal

Este escándalo ha pillado al príncipe Haakon en Portugal. La pasada semana, el heredero se desplazó hasta al país vecino, concretamente a la zona de Ericeira, para practicar uno de sus deportes favoritos: el surf. El heredero no estuvo solo, pues le acompañó su hijastro, Marius Borg, con quien se comentaba que no tenía una buena relación. Pero parece que han conseguido limar sus asperezas y han aprovechado la excusa para realizar un viaje de hombres. "A la espera de las olas, los dos intercambiaron opiniones sobre el estado del mar y la buena relación entre ellos era evidente", asegura la revista lusa 'Caras', encargada de publicar las imágenes.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon