Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Halima Aden, la modelo musulmana que podría ser Miss USA desfilando en burkini

Vanitatis Vanitatis 30/11/2016 Raoul Higuera

Una joven musulmana, Halima Aden, está rompiendo moldes en los certámenes de belleza estadounidenses y podría incluso hacer historia si finalmente se alza con el título de Miss Minnesota por el que aspira. Ya ha logrado pasar uno de los filtros más importantes y situarse entre las 15 finalistas, después de haber sido propuesta para obtener la corona y tras vencer a las 30 aspirantes que se han quedado por el camino. Su peculiaridad, además de su singular belleza –mezcla de genes somalíes y estadounidenses– es que desfila con la práctica totalidad de su cuerpo cubierto por ropa y sin mostrar el cabello, por cuestiones religiosas. Es decir, se puede convertir en la mujer más hermosa de Estados Unidos mostrando tan solo su cara y sus manos.

Halima Aden en una imagen de las redes sociales © Proporcionado por Vanitatis Halima Aden en una imagen de las redes sociales

El sueño de Halima Aden es ver cómo colocan sobre el pañuelo que cubre su pelo la corona de Miss USA 2017, aunque para ello primero deberá ser elegida como la representante de Minnesota. Los certámenes de belleza en todo el mundo están viviendo una revolución, más propagandística que social, dando protagonismo a ciertas candidatas por presentarse al público como abiertamente gais, transexuales o incluso en contra de desfilar en traje de baño, al considerarlo indigno para la mujer. Esta última propuesta parece que tardará en cuajar, aunque el caso de Halima Aden ya sienta precedente, porque mientras sus compañeras desfilan con escuetos bikinis, ella pisa con seguridad la pasarela con un burkini, más acorde con sus creencias religiosas y tradiciones familiares.

La belleza no entiende de razas ni religiones y los cánones parecen estar cambiando. No obstante, Aden posee unas facciones evidentemente atractivas a ojos de cualquier mortal y que bien podrían pertenecer a una 'top model' internacional, si no fuese por la cuestión de que se niega a mostrar sus curvas en público. No la veremos con escotes de infarto como sus compañeras de experiencia, pero su elegancia ya ha sido alabada por medio mundo, al igual que su determinación a la hora de presentarse al popular concurso de belleza que la podría convertir en la mujer más hermosa de los Estados Unidos. Algo que, tristemente, no sucederá. Al menos si se siguen los pasos de sus predecesoras que rompieron barreras en este tipo de certámenes, que gozaron de una amplia atención mediática, pero su papel en el concurso se reducía tan solo a eso: ser un cebo publicitario.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon